¿Cómo te sentirías si te inmovilizarán para dormir?

Snoo es la nueva cuna robot 'inteligente' que descubre el secreto de cómo dormir a los bebés, sobre todo, pensada para dejar que sus padres duerman. ¿Qué opinas tú? ¿Cómo te sentirías si te inmovilizarán para dormir?

¿Cómo te sentirías si te inmovilizarán para dormir?

 Snoo es la nueva cuna 'inteligente' que descubre el secreto de cómo dormir a los bebés, sobre todo, pensada para dejar que sus padres duerman. ¿Qué opinas tú? ¿Cómo te sentirías si te inmovilizarán para dormir?

"Por fin los niños vienen con manual de instrucciones". Al menos eso es lo que aseguran los creadores de Snoo para promocionar su nuevo invento: una cuna con Wi-fi que mece al bebé a distintas velocidades (¿no será mejor para todos cogerle en brazos?), emite sonidos para calmarlo si se despierta (¿y la voz de los papás?) y que asegura haber resuelto el problema universal de cómo dormir a un recién nacido (¿no será cuestión de paciencia y tiempo?Si se despierta ¿no te necesitará?). ¿Su secreto? Un saco que inmoviliza a los recién nacidos dejándoles en un única posición toda la noche y que ya ha levantado polémica entre los favorables de una crianza más cercana entre padre e hijos. ¿Por qué debe acostumbrarse a dormir quieto pero a estar en brazos "es malo"?

El diseñador Yves Béhar y el doctor Harvey Karp aseguran haber encontrado la respuesta al gran dilema del sueño. Juntos han creado Snoo, una cuna que, según afirman, "garantiza el sueño más seguro y placentero para los bebés y, lo mejor, para los cansados padres". Para ello, esta cuna robot incorpora los últimos avances tecnológicos. ¿Y los padres mientras? ¿Qué diferencia hay entre estos padres y los que dejan a su hijo en el coche mientras salen de fiesta?

Veamos los detalles de esa reveladora cuna. En primer lugar, dispone de wi-fi que envía datos a una app para permitir a los padres monitorizar en su teléfono los patrones de sueño de sus hijos (para evitar que las señales puedan llegar al bebé, el moisés dispone de un "escudo" que protege al niño de la radiación electromagnética). ¿Y dónde están los padres mientras? ¿Y de mayor si tiene problemas de sueño también tendrá una camita con la solución para no molestar a los padres?

En segundo lugar, incorpora una serie de sensores que captan los movimientos y los sonidos del bebé: ante el más mínimo llanto, activan un sistema de suave mecido que imita los movimientos del útero y sus altavoces emiten sonidos similares a los de la tripa de su madre. En función de la intensidad del 'cabreo' del niño, la cuna variará sus sonidos y movimientos para tratar de calmarlo. "Snoo es capaz de calmar incluso a los peores llorones y ayudar a los bebés a volver a dormirse", explica Béhar. Quizá el llanto aumente de volumen e intensidad porque los bebés necesitan otras cosas que un mecido, un arrullo y un balanceo, ¿no creéis? ¿Y el contacto piel con piel? ¿Y la voz de los padres? ¿Y el olor de la madre? ¿Y si tiene hambre?

El precio de esta cuna robot que está pensada para relegar a los padres ronda los 1200 euros.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

COMENTARIOS