Regalos de Navidad

Regalos de Navidad para bebés de 0 a 12 meses

Tú eres su mejor juguete, pero también le estimula rodearse de objetos que pueda morder, tocar, golpear, de diferentes texturas, colores vivos y con sonidos. Ideas para acertar estas Navidades:

El primer año de vida es único. Tu hijo nunca más volverá a adquirir tan rápidamente tantas habilidades ni desarrollará tantos conocimientos en tan poco tiempo o al ritmo en que lo hace en esta etapa. Su cerebro es como una esponja y con su cuerpo logra día a día nuevas destrezas, desde aprender a coger las cosas que desean, a sentarse, a darse la vuelta, a gatear y hasta algunos rápidos dan sus primeros pasos. 

Cuando tú juegas con él, cuando le hablas, le cantas, le acaricias, cuando le prestas atención y él te mira… todas esas veces él está aprendiendo. 

Tú eres su mejor juguete, su mayor estímulo y su objeto más amado pero llega la Navidad y ¿cómo no ponerle algún regalito debajo del  árbol de Navidad? Además al bebé también le estimula rodearse de juegos que pueda morder, tocar, golpear, de diferentes texturas, colores vivos y con sonidos. 

La estimulación es importantísima para el desarrollo del cerebro del bebé porque es la manera en la que se potencian las funciones cerebrales en los aspectos cognitivo, lingüístico, motor y social, es decir, en todos los aspectos.
Para que un cerebro se desarrolle y crezca correctamente necesita estímulos y que el tipo que sean, su cantidad y calidad sean óptimos. Tu hijo necesita estímulos diariamente desde que nace, ya que una estimulación temprana, abundante, constante y de calidad garantiza que el bebé adquirirá sus funciones cerebrales a un ritmo adecuado.

La estimulación en el primer año de vida es más eficaz porque su cerebro tiene mayor plasticidad por lo que sus conexiones neuronales son más rápidas y eficaces, debido a esto es el mejor momento para desarrollar sus habilidades motoras, lingüísticas, cognitivas y sociales.

A veces, aun queriendo estimular correctamente a los peques, pasamos cosas por alto o no lo hacemos de forma adecuada. Muchas veces nos centramos en reforzar aspectos lingüísticos o intelectuales que nos parecen más importantes y dejamos de lado el resto de áreas, que son igual de fundamentales para su desarrollo.

Para que la estimulación sea completa, y se haga bien, debe realizarse con regularidad, en todas las áreas de desarrollo (motora, sensorial, social, lingüísitca y cognitiva) y con variedad y cantidad de estímulos.

Esta es nuestra selección de productos ideales para los peques en sus primeras navidades. 

Continúa viendo nuestras galerías