Seguridad en el coche

Sillas a contramarcha para el coche: ¿cuál elegir?

Determinar que silla es la mejor, no es tarea fácil. El primer paso para aquellos padres comprometidos con la seguridad de sus hijos será la información.

Muchos padres giran las sillas del coche sus hijos para que viajen en dirección de la marcha demasiado pronto. Los sistemas de retención infantil a contramarcha son más seguros. Una silla de estas características es cinco veces más segura que las sillas de instalación en dirección de la marcha.

A modo de ejemplo, Suecia, con una tasa de mortalidad baja en accidentes, los niños en su mayoría viajan a contramarcha. En España, cada vez son más los padres concienciados con que viajar a contramarcha por tres razones:

  • El peso de su cabeza representa el 25% de su peso total.
  • En caso de impacto, la fuerza que sufre el cuello, hombros y cabeza del niño es equivalente a 250 kilogramos por lo que podrá ocasionar lesiones muy graves.
  • Ir sentado a contramarcha reduce la posibilidad de lesiones en el niño en 90%, puesto que la fuerza durantre el impacto se distribuye.

¿Necesitamos más argumentos? Seleccionamos los últimos modelos de sillas a contramarcha.

Las sillas orientadas de espaldas a la marcha son las que mejor pueden proteger la columna vertebral y las cervicales de los más pequeños en caso de sufrir una colisión frontal, que acostumbran a ser las más peligrosas. Por este motivo, la recomendación más extendida a nivel internacional es la de mantener a los niños a contramarcha el mayor tiempo posible y, como mínimo, hasta los 15 meses, cuando ya han desarrollado la musculatura que les permite sostener la cabeza adecuadamente.

Continúa viendo nuestras galerías