Lactancia

¿Qué son los talleres de lactancia?

Los profesionales sanitarios te enseñan a dar el pecho a tu hijo en los talleres de lactancia, una iniciativa que la Sanidad Pública pone a disposición de las madres que amamantan a sus hijos.

¿Qué son los talleres de lactancia?

Dar el pecho es algo que no suele salir a la primera (nos duelen los senos, no sabemos cómo colocar al bebé, se queda dormido...). Por ello es esencial poder consultar con un profesional, tanto para resolver esas dudas que suelen surgir al empezar a amamantar como para conocer de primera mano los trucos de experto que resultan más efectivos (y de los que, todo hay que decirlo, muchas veces nadie habla a la futura madre durante el embarazo). Y esta es, precisamente, la misión de los talleres de lactancia: ofrecer apoyo al mantenimiento de la lactancia cuando la mujer decide dar de mamar. La asistencia es libre... y absolutamente recomendada tanto para las mamás recientes como para las repetidoras.

Una vez a la semana

Básicamente, los talleres consisten en una reunión de un grupo de madres que están dando el pecho a sus hijos y que tienen una cita semanal. En ellos se aclaran las dudas que surgen, se resuelven los problemas que pueden aparecer y se aprenden técnicas para dar el pecho. También se dan consejos para poder seguir amamantando en el momento de volver a trabajar (pautas para extraer y conservar la leche).

En tu centro de salud

Los talleres dependen del sistema público de salud, concretamente de la Gerencia de Atención Primaria de las distintas áreas de salud en las que se dividen las provincias, y están incluidos en los programas de atención a la mujer y al niño. Generalmente, se llevan a cabo en los centros de salud, hospitales o salas cedidas por los ayuntamientos. Es una actividad gratuita.

Una clase-tipo

Los talleres están coordinados por un profesional de enfermería y/o matrona (en ocasiones también interviene un pediatra), apoyado por el resto de miembros del equipo de Atención Primaria.

Durante la reunión, el profesional resuelve las dudas que plantean las madres. A continuación, se debate sobre un aspecto concreto relacionado con la lactancia materna. El tema lo sugieren las madres la semana anterior, por lo que todas saben de qué se va a hablar en cada clase. «No obstante, se funciona con total flexibilidad. Por ejemplo, si llega una madre nueva al grupo con algún problema concreto, se deja la sesión prevista para otro día y esa reunión se dedica a resolver sus dudas», explica Esther Aguirre de la Peña, responsable de los Equipos de Enfermería de la Gerencia de Atención Primaria de Toledo.

Aunque son las encargadas de moderar e impartir los conocimientos, en estas reuniones no solo interviene la matrona o la enfermera, sino que también tienen un papel destacado las madres más veteranas en el grupo, que suelen aportar su testimonio, con lo que las respuestas a las dudas que plantean las asistentes resultan mucho más enriquecedoras. El tiempo medio de asistencia a los talleres suele ser de tres meses, más o menos con la baja maternal.

Después del parto... y antes

Aunque lo habitual es empezar a asistir a los talleres una vez que ha nacido el bebé, no hay inconveniente (y puede ser incluso recomendable) que las futuras mamás asistan a una de estas reuniones antes de dar a luz. De hecho, lo ideal es informarse de cuándo y dónde apuntarse durante los cursos de preparación al parto. Pregunta a tu matrona qué taller te corresponde o cuál es el más cercano a tu lugar de residencia. En el caso de que no conociera el programa (es una iniciativa en desarrollo), puedes consultar en la Gerencia de Atención Primaria del área de salud que te corresponde.

Toma nota

Para sacar todo el partido a estas reuniones, es importante que antes de asistir apuntes todas las dudas o problemas que te han surgido al dar el pecho a tu hijo. Los talleres están impartidos por un profesional, así que nadie mejor que él para comentarle estas cuestiones y, sobre todo, para eliminar muchas ideas erróneas que hay en torno a la lactancia. Llévate un cuaderno y bolígrafo para tomar nota de las pautas y consejos que te darán en estas reuniones. Te serán de gran utilidad cuando estés en casa a solas con tu bebé. Estos talleres ayudan a las madres a desarrollar mayor confianza en sí mismas y a tomar sus propias decisiones en la crianza de sus hijos.

Sola... o en compañía

Los talleres están abiertos a todos aquellos que quieran acudir: padre, abuelas, hermanas, etc. «La formación de las personas que están al lado de la madre es muy importante, ya que en ellas puede encontrar apoyo y ayuda, sobre todo durante el mes que sigue al nacimiento del bebé, que siempre es el más difícil», señala Esther Aguirre.

No confundir con los grupos de lactancia

Aunque en ambos casos se reúnen madres con un mismo objetivo (tratar los problemas que surgen al dar el pecho), los talleres no son grupos de lactancia. Los grupos no dependen de ningún organismo y en la mayoría de los casos se agrupan en asociaciones, mientras que los talleres de lactancia dependen del Sistema Nacional de Salud. En los grupos, las moderadoras son las propias participantes (generalmente las mamás veteranas). Los talleres de lactancia siempre están tutelados o dirigidos por un profesional de Atención Primaria.

La estructura de los grupos de lactancia es tipo tertulia, mientras que los talleres de lactancia pueden considerarse casi como una clase, aunque, eso sí, de ambiente distendido.

 

 

Etiquetas: bebé, lactancia, leche materna

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS