Baby-Led Weaning

“A los seis meses, los bebés están preparados para alimentarse solo de comida sólida”

Es una de las dudas más frecuentes de los padres con respecto al BLW (Baby-Led Waning): ¿suplirá sus necesidades nutricionales básicas? La respuesta nos la da la experta Clara Farràs, que afirma que a los seis meses están completamente preparados para alimentarse solo con sólidos y que no es necesario que pasen por la etapa de las papillas y los purés.

La alimentación infantil. Ese gran tema que tantas y tantas dudas y preguntas genera en cualquier consulta pediátrica que se precie: mi hijo no come, ¿qué puedo hacer?, ¿cómo puedo conseguir que coma pescado/legumbres/verdura?, ¿cómo consigo quitarle el pecho sin que sea un drama?...

Últimamente, además de estas tradicionales, se suman otras preguntas en torno al ‘Baby-Led Weaning’, una práctica cada vez más extendida en multitud de hogares. Este método, pensado para introducir una alimentación respetuosa en niños desde los seis meses, permite que el peque coma solo y respeta al máximo su saciedad (solo comerá aquello que quiera comer). Es decir, desde los seis meses son ellos los que comen solos, agarrando los alimentos y llevándoselos a la boca. Eso sí, los papás necesitamos estar pendientes y facilitarles la tarea al máximo.

¿Cómo conseguir esto último? Para responder a esta y otras preguntas relacionadas con el tema, hemos contactado con Clara Farràs, gran apasionada de la alimentación y la vida saludable, creadora del blog ‘Happy BLW’, en el que explica su modo de entender la alimentación infantil, y autora de ‘Con mis manitas’, un libro que descubre a fondo este mundo del BLW y que propone multitud de recetas para que cualquier padre o madre pueda empezar a practicarlo con buen pie.

¿Qué le dirías a un padre o una madre que teme que su bebé coma menos que si le da él la comida?

Les diría que se trata de aprender a comer. La cantidad que coman no es tan importante porque el principal alimento es la leche materna. Recordemos que el BLW es una alimentación complementaria a demanda, por lo que se respeta el apetito y saciedad de los bebés.

¿Cómo evitar los atragantamientos?

Tanto si dan papillas o si hacen BLW, es importante que los familiares o personas que están al cuidado de nuestros bebés estén bien informadas de qué alimentos deben evitar para no provocar atragantamientos. Según estudios de la Academia Americana de Pediatría, no hay mayor índice de atragantamientos en bebés alimentados con el BLW que con los alimentados con papillas y purés.

Es importante usar el sentido común con respecto al tamaño y forma de los alimentos que les presentamos a los bebés, así como los que podrían ser más peligrosos.

¿Cuáles son esos alimentos más peligrosos?

Alimentos peligrosos por riesgo de atragantamiento: frutos secos y semillas grandes enteras, zanahoria y manzana cruda, salchichas, alimentos redondos como tomates cherry, olivas, cerezas y uvas, para poder comerlos se deben partir en cuartos.

Hay algunos alimentos que debemos retrasar su consumo por distintos motivos. El azúcar que la OMS recomienda que en menores de 2 años su consumo sea totalmente nulo ya que no aporta nutrientes,  puede desplazar alimentos más nutritivos y provoca caries, la miel por riesgo de botulismo, las algas que son ricas en yodo, los pescados grandes por su alto contenido en metales pesados, las bebidas, cereales y tortitas de arroz por su alto contenido en arsénico, y ultraprocesados por ser poco saludables, además de evitar la sal y las verduras de hoja verde antes del año por su alto contenido en nitratos.

En el libro cuentas que no es necesario dar papillas a los bebés, ¿por qué?

Si damos lactancia materna (o de fórmula) exclusiva y a demanda hasta los 6 meses (tal como recomienda la OMS), a esta edad los bebés están preparados, tanto física como digestivamente, para comer solos alimentos sólidos sin tener que pasar por la etapa de papillas o purés.

Los alimentos que damos a los bebés, ¿deben tener un tamaño específico?

En cuanto al tamaño, los primeros meses lo mejor es que el tamaño sea grande para que los puedan coger con su mano. Una idea es presentarle la comida en forma de palitos o ‘finger foods’, para que la pueda coger con los dedos. Alrededor de los 9 meses, cuando aprenda a hacer la pinza -agarrar alimentos pequeños con el dedo pulgar e índice- podemos ofrecer alimentos cortados más pequeños.

¿Qué cinco alimentos son idóneos para comenzar con esta práctica?

No existe ningún orden de alimentos para comenzar. Por ejemplo, una buena idea es empezar con verduras y frutas de temporada. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que debes ofrecer a tu bebé una dieta variada y que debe poder escoger entre varias opciones saludables. También conviene destacar la importancia de elegir variedad de sabores y texturas porque esto le ayudará a gestionar la comida y prevenir los atragantamientos.

Así, no existen alimentos idóneos. Es perfecto empezar por frutas hervidas o al vapor al horno como el brócoli, patata o zanahoria. (Debes asegurarte de que estén lo suficiente blandas como para que se puedan aplastar con el dedo).

¿Podrías indicarnos 5 tips prácticos para papás que quieran empezar con BLW?

  • No le pongas mucha cantidad de comida: cuanta más pongas, más sucio acabará todo, y se puede saturar; deja comida preparada por si quiere repetir.
  • Si un día no quiere comer lo que le pones, no pasa nada, no ofrezcas una alternativa. Se trata de disfrutar de este momento y de no estresarte, es difícil adivinar lo que le apetece a tu bebé.
  • Que esté cómodo, no lo ates ni le pongas baberos incómodos que pueden impedir sus movimientos. Si tu bebé está a gusto, ¡disfrutaréis más del momento!
  • Si un día dejas a tu bebé al cuidado de otra persona, asegúrate de que esté bien informada de los alimentos que puede ofrecerle y cuales deben evitar.
  • Cuando tenga un año o año y medio, le puedes poner un plato pequeño al lado y le dices que lo que no quiera lo ponga en el plato en lugar de tirarlo al suelo. ¡Te sorprenderá!

¿Y 5 consejos para que sea un éxito asegurado?

  • Ofrécele varios alimentos a la vez (unos 3); que tu peque tenga opción de elegir. A veces puede empezar por la fruta y terminar con un guiso.
  • Tómatelo como un aprendizaje para el bebéTen paciencia y deja que se tome su tiempo. No le pongas comida en la boca, recuerda que no hay prisa.
  • Si no come, es porque no tiene hambre; no te agobies, ¡es normal!
  • Si podéis, lo ideal es que coma junto a toda la familia. De esta manera, puede imitar a los adultos.

 

Clara Farràs ha compartido con nosotros dos recetas perfectas para practicar BLW con los peques:

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo