Alergia del bebé

Alergia a la leche materna: ¿cómo detectarla?

Sabemos que la leche de su madre será su mejor alimento. Pero ¿y si tuviera alergia a ella? Aunque suene algo incierto, la realidad es que en algunos bebés puede darse esta tesitura. Te contamos cómo puedes detectar esto y cómo tratar la situación en caso de que sea así.

alergia leche materna
Fuente: iStock

Indudablemente el mejor alimento que puede tomar tu bebé en los primeros días de su vida será la leche materna. No solo le aportará los nutrientes que necesita para su desarrollo, sino también los anticuerpos que le protegerán de posibles infecciones

Sin embargo, aunque esta sea la mejor comida para los bebés, puede darse un curioso caso y es el de aquellos pequeños que muestren síntomas de tener alergia a la leche materna. Es decir que, en lugar de beneficiarles, lo que hace es ocasionarles problemas. Pero... ¿Es esto posible? ¿Y si es así, cómo podemos detectarlo?

Lo primero que tenemos que considerar es que realmente el niño no tiene alergia a la leche de la madre, sino a algo de la dieta que consuma la misma y que pase a él mediante la leche que tome. Debes saber que la composición de la leche materna se va modificando tanto en el momento de la toma y según el bebé va creciendo

Por tanto, la alimentación de la madre influirá directamente en dicha composición y de esta forma, todo lo que ingiera llegará a la leche, más o menos en un periodo de tiempo que va desde las 2 horas hasta los 3 días

¿Cómo podemos detectar la alergia?

Si amamantamos al pequeño y tiene alergia a la leche veremos que en él pueden presentarse estos síntomas: estará incómodo e irritable, tendrá tos, tendrá dificultades para dormirse o intervalos cortos de sueño, el vientre hinchado, vómitos, habrá un cambio extraño en el color y consistencia de sus heces y llorará más de lo normal, entre otras consecuencias. 

Un punto que debemos tener en cuenta es que puede ser que el bebé sea intolerante a la lactosa aunque únicamente se alimente con leche materna. Esto se debe a que la lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche de todos los mamíferos, lo que lógicamente incluye a las mujeres. De hecho, la leche de una mujer contiene un 7% de lactosa, lo que es un 3% más que la leche de vaca

Si la tiene... ¿Cómo la tratamos?

Antes de nada, lo mejor es hacer una visita al pediatra para contarle la experiencia y evitar que vaya a una situación grave

No obstante, por lo general, acabar con el problema será fácil. Lo que haremos será intentar dar con la sustancia o alimento en cuestión que está causando esa reacción alérgica en el bebé. Para esto, la madre irá eliminando de su dieta los alimentos alérgicos más comunes de uno en uno. Una vez que se haya encontrado con el culpable de la alergia, se deberá esquivar por un tiempo (por lo normal los pequeños superarán esta reacción a partir de los 2 años).  

La alergia se produce porque los alérgenos que ha consumido la madre en su dieta pueden pasar a la leche. Por ello, trataremos de evitar los productos que pueden ser los causantes de transferir esos alérgenos. Es probable que puedan ser algunos de estos: el chocolate, los frutos secos, el huevo, la cebolla, el maíz, el trigo, los cítricos y algunos pescados. 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo