Lactancia

Amamantar a tu hijo puede ser bueno para tu salud

Estudios americanos revelan que la lactancia puede, en realidad, ser buena para la salud de la mamá.

Amamantar a tu hijo puede ser bueno para tu salud

El debate acerca de la lactancia está servido: mientras hay algunas madres que defienden la lactancia materna, otras prefieren dar de comer a sus bebés leche artificial, por elección o necesidad. En ambos casos, cada mujer sigue sus principios en base a la que consideran la situación más adecuada para ella y su bebé. Uno de los factores a tener en cuenta antes de tomar la decisión es la salud del pequeño pero, ¿qué pasa con la de las madres?

Dos recientes estudios americanos han puesto en perspectiva todo este tema, sugiriendo que son las propias madres (y no solo los bebés) las que se pueden beneficiar de la lactancia. Los estudios, realizados por el Institute for Clinical Research and Health Policy Studies, de Boston, demostraron que la lactancia puede proteger a las madres de padecer cáncer de mama, diabetes adquirida (la que no se debe a la genética) y Artrisis reumatoide.

Como afirman algunos expertos: “esto es una doble victoria”, ya que es algo bueno para la madre y el bebé a la vez. Según la doctora Schwarz, profesora de medicina en la Universidad de California, el cáncer de mama podría reducirse en 5000 cada año, y reducir los ataques cardiacos en 14000 en los Estados Unidos. Por encima de todo, es difícil obviar estas cifras. Pero, ¿en qué medida influye la lactancia en esto?

Un estudio realizado por varias instituciones, entre ellas The American Cancer Society, analizó alrededor de 40000 casos de cáncer por todo el mundo. El estudio demostró que la lactancia materna puede reducir un 20% el riesgo de sufrir tipos de cánceres de mama muy agresivos. Incluso si no se amamanta al bebé durante todo el periodo, el estudio sugiere que por mínimo que sea el tiempo de lactancia, el riesgo de padecer un tumor decrece.

En cuanto a la diabetes, de hecho, para aquellas mujeres que la han desarrollado durante el embarazo (por cambios hormonales), es aún más recomendable amamantar a sus hijos, debido a que la lactancia ayuda a regular los niveles de glucosa e insulina. Hasta ahora, no se sabía si este suceso podría reducir la diabetes adquirida durante la lactancia en el largo plazo, pero el reciente estudio ha demostrado que ambos sucesos están íntimamente relacionados. Hablando en cifras, aquellas madres que amamantaron a sus hijos durante más de 10 meses, redujeron el riesgo de sufrir diabetes en un 60% en los siguientes dos años.

Es importante mencionar, también, los cambios psicológicos que la madre sufre durante la lactancia; algo que muchos expertos clasifican como “el cuarto trimestre” que completa el ciclo, restaurando por completo el cuerpo de la mujer. 

Etiquetas: lactancia, lactancia materna, madre, salud

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS