Patrocinado

Baby Led Weaning, el método para que aprendan a comer solos

Cuando tu bebé cumple 6 meses, el fin de la lactancia exclusiva da paso a la introducción de primeros sólidos. Llevarlo a la práctica es un reto para los padres. El método Baby Led Weaning apuesta porque descubran solo los alimentos, con supervisión, aunque acaben manchados de la cabeza a los pies.

A partir de los 6 meses, los pediatras recomiendan abandonar la lactancia materna exclusiva e introducir los primeros sólidos en la dieta del bebé. Hay muchas teorías sobre cómo iniciar la alimentación complementaria, y una de ellas es el Baby Led Weaning, que propone que sean los niños los que libremente vayan descubriendo los alimentos.

Este método, que fue diseñado por la nutricionista Gill Rapley y recogido en su libro Helping your baby to love good food (El niño ya come solo, en español), cada vez tiene más adeptos entre los partidarios de la crianza natural. 

Si quieres que tu hijo aprenda a comer con el método Baby Led Weaning, debes ofrecerle la comida en pequeños trozos, y dejar que sea él mismo el que la huela, la toque, el que se la lleve a la boca y vaya probando nuevas texturas y sabores. No te preocupes de que acabe de comida y manchas de la cabeza a los pies (la ropa se lava), lo importante es que el niño aprenderá a comer, según los defensores de este método, de una manera más natural y sin necesidad de pasar por la fase de papillas.

El Baby Led Weaning fomenta la confianza y la seguridad en el bebé, desarrolla habilidades de coordinación y les hace descubrir sabores, texturas y olores. Es importante que le ofrezcas los alimentos de uno en uno, de esta forma podrás comprobar si le produce reacciones alérgicas o le sienta mal. Otra recomendación es empezar por alimentos fáciles de agarrar con las manos y trozos de comida blandita.

Si tienes miedo de que se atragante porque crees que tu hijo es muy pequeño, ten en cuenta que tendrás que darle trozos de comida progresivamente uses este método o no. No le dejes sin vigilancia, no le des frutos secos y comida difícil de masticar o digerir y ten mucha paciencia. Lo bueno es que, como el bebé come lo que le apetece, aprenderá más rápidamente a comer de forma segura.

Y no te preocupes si tu hijo rechaza los trocitos y tienes que recurrir a los purés. Lo importante es que tenga cubiertos los requerimientos nutricionales que corresponden a su edad para que se desarrolle perfectamente. 

¡Vivan las manchas!

Y como con este método Baby Led Weaning tendrás que poner lavadoras extra con la ropa de tu hijo, te sugerimos hacerte con un buen quitamanchas. KH-7 SIN MANCHAS y SIN MANCHAS OXY EFFECT combaten las manchas de forma eficaz y sus fórmulas sin químicos agresivos son cuidadosas con los tejidos tanto en ropa blanca como de color.

KH-7 SIN MANCHAS es un producto específico para tratar distintos tipos de manchas grasas y enzimáticas, como por ejemplo: salsa de tomate, leche, huevo, chocolate, yogur, aceite y también es muy eficaz en manchas de sangre, en las manchas amarillentas en ropa blanca, e incluso para las manchas de caca que tan frecuentes son en los bodys o pantalones durante estos meses. 

KH-7 SIN MANCHAS OXY es un producto específico para tratar distintos tipos de manchas, en este caso, las de carácter oxidable y blanqueable. Las más comunes entre los más pequeños, verduras y frutas como las fresas, frambuesas, melón, sandía... Aunque también van fenomenal para eliminar las manchas de café y té, vinagre y soja y refrescos.

Las fórmulas de KH-7 Sin Manchas están especialmente formuladas para eliminar todas las manchas de manera eficaz y sin dañar las prendas.

  • Máxima eficacia profesional: elimina hasta las manchas más difíciles gracias a sus fórmulas exclusivas. Se acabó el encontrar manchas al planchar la ropa una vez lavada.
  • Para cada mancha, la mejor solución: Lo más importante es detectar de qué es la mancha, pues será clave para eliminarla de manera eficaz. Para ello, tan solo tienes que leer la etiqueta de los dos KH-7 Sin Manchas, identificar la variedad y aplicar directamente sobre la mancha.
  • Fácil y práctico: gracias a su práctica pistola, podrás aplicar directamente sobre la mancha la cantidad necesaria, en el sitio preciso, antes de lavar las prendas, sin necesidad de desperdiciar producto.
  • Respetuoso con los tejidos: Gracias a sus fórmulas sin químicos agresivos como la lejía, puedes utilizarlo en cualquier prenda, incluso en las más delicadas.
  • Ropa blanca y de color: Sus dos fórmulas son tan versátiles que funcionan tanto para ropa blanca como de color, e incluso se pueden aplicar en prensas negras.
  • Un aditivo no es suficiente: para eliminar de manera eficaz las manchas, es necesario tratarlas directamente antes del lavado puesto que los aditivos en la lavadora o los detergentes no atacan directamente a la mancha, sino que se aplican por toda la prenda, tenga o no manchas.

Continúa leyendo