Preguntas y respuestas

Bebé de 6 meses: dudas sobre su alimentación

¿El bebé debe comer fruta en el sexto mes? ¿Hay que darle zumo de naranja? Resolvemos éstas y otras dudas del bebé de 6 meses.

También te puede interesar: Nueva revista, 'Las recetas del Bebé de Ser Padres'
Fruta para bebés

¿El bebé debe comer fruta en el sexto mes?

No existe un calendario de introducción de las frutas en la alimentación del niño. A partir del sexto mes, se puede ofrecer al pequeño cualquier tipo de fruta, eso sí, en caso de que al tomar alguna tenga una reacción alérgica, habrá que dejar de dársela. 

¿Hay que darle zumo de naranja?

Hace años se recomendaba ofrecer a los bebés zumo de naranja desde muy pequeños porque la leche adaptada no llevaba vitamina C. Algunos pediatras todavía mantienen esa costumbre, aunque desde hace varias décadas los fabricantes añaden esta vitamina a la leche del biberón, por lo que los niños que la toman ya no necesitan zumo. Y la leche materna tiene, y siempre ha tenido, suficiente cantidad de vitamina C.

¿Cómo se le ofrece la fruta natural?

Las frutas blandas, como el plátano o la naranja, las mastica con facilidad con las encías. Las duras, como la pera, la manzana o el melocotón, puede tomarlas cortadas en láminas finas.

 

¿La fruta se puede sustituir por un zumo natural?

No, en absoluto. Algunas propiedades de la fruta, como las vitaminas y la fibra, se pierden al exprimirla, sobre todo si el zumo no se toma inmediatamente, y más aún si se somete a un proceso industrial. 

El zumo envasado tiene otros inconvenientes: lleva elevadas cantidades de azúcares simples añadidos –como sorbitol– que tienen muchas calorías, y además producen diarrea si el pequeño toma más de un zumo al día.

 ¿Y si la rechaza?

No hay que angustiarse. El único alimento imprescindible en el primer año de vida es la leche. El pollo y la carne también son muy convenientes a partir del sexto mes porque le aportan hierro. Con hierro y leche, el bebé (0-12 meses) no necesita nada más. Los otros alimentos no se le ofrecen para que se nutra –la teta o el biberón son mucho más nutritivos que la fruta–, sino para que aprenda a tomarlos. No hay por qué insistir (ponerse pesados es ¡contraproducente!) ni probar recetas extravagantes (calentar la fruta en el microondas, dársela triturada en el biberón, licuarla, etc.).

A partir del primer año, puede que el niño siga rechazándola, es normal, a muchos pequeños les cuesta comerla. Seguro que la tomarán algún día si ven que sus padres la comen. Hasta que ese momento llegue, lo único que se puede hacer es ponérselo fácil: ofrecérsela pelada y cortada, en macedonia, brochetas, incorporada a ensaladas o, a partir del primer año, mezclada con yogur o con leche (en batidos).

Etiquetas: alimentación del bebé, alimentación niños, recetas bebés 6 meses, recetas bebés 9 meses, recetas niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS