Obesidad infantil

Está gordito. ¿Cómo debe ser su dieta?

Hay bebés que alimentándose exclusivamente con leche materna tienen un peso muy superior a otros niños de su misma edad. ¿Significa que serán obesos de adultos? ¿Qué se puede hacer para que no sigan engordando?

Mi niño está gordito

Habitualmente, los niños de pecho que engordan mucho durante los primeros meses paran casi en seco, alrededor del primer cumpleaños. Pero también hay algunos niños con problemas de obesidad desde bebés y, aunque es muy raro, niños que engordan mucho porque tienen una alteración endocrinológica.

Ayudaría saber cómo fueron los padres y otros familiares del pequeño y cómo evolucionaron después: se puede preguntar a las abuelas. Si hubo casos en la familia de niños enormes que luego de adultos han tenido unas proporciones normales, resulta muy tranquilizador.

De todas formas, seguramente antes de los 18 meses el niño tendrá un claro frenazo en el aumento de peso. Si entonces hubiera que poner a tu hijo a régimen, tendría que ser bajo la supervisión de un nutricionista o endocrino. Nunca se deben hacer dietas caseras para un niño pequeño, por el riesgo de que le falte algún nutriente necesario para su crecimiento.

Entre tanto, su alimentación debe ser normal.

¿Qué puede comer?

  • Tomar pecho, el que quiera, y cuanto más tiempo mejor.
  • Otros alimentos, introducidos poco a poco y en pequeñas cantidades.
  • Los alimentos deben ser lo más parecidos posible a los que come el resto de la familia. Conviene que elijas los que llevan menos azúcar. Mejor pan que galletas, arroz hervido o fideos que cereales para bebés, yogur natural sin azúcar que de sabores...
  • Dejar que coma él con sus propios deditos aunque tome poco o nada.
  • Nada de zumos ni refrescos. Cuando tenga sed, que beba agua.

Cómo frenar su aumento de peso

  • Jamás obligarle a comer. Si tu hijo es de los que dejan de engordar y se estiran, será a base de comer mucho menos que ahora (muchos niños dejan de comer tanto alrededor del año).
  • No felicitarle por lo bien que come ni porque se lo ha acabado todo.
  • Darle solo la comida que pida, y no ofrecerle si no pide.
  • Que no se entere de la existencia de chuches, caramelos y otras cosas que engordan y no alimentan. Mientras no los conozca, no los pedirá.
  • Nada de biberón. Cuando deje el pecho, que tome la leche en un vasito.

 

Dr. Carlos González, pediatra y experto en lactancia.

Etiquetas: alimentación complementaria, alimentación del bebé, bebé, lactancia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS