Alimentación infantil

Cómo animar a los niños a comer más verduras según un estudio

Según un reciente estudio, la exposición repetida incluso durante el embarazo ayudaría a que los niños coman más verduras y vegetales, especialmente desde pequeños.

Cómo animar a los niños a comer más verduras según un estudio
Foto: Istock

Para una buena salud y desarrollo, la mayoría de los padres saben que los niños deben seguir una alimentación variada y completa, basada en alimentos sanos y naturales, entre los que, precisamente, se encuentra una amplia variedad de verduras y hortalizas. Sin embargo, conseguir que los niños las coman, a menudo, puede acabar resultando más complicado de lo que parece en un principio.

Cuando es un bebé, y estamos comenzando con la introducción de los alimentos sólidos, es normal que el pequeño acepte los nuevos sabores y texturas de buen grado, sin necesidad de hacer muchos esfuerzos. Pero no suele ocurrir lo mismo a medida que van creciendo y, por tanto, cumplen años.

De acuerdo a una investigación publicada recientemente en ‘American Journal of Clinical Nutrition’, hacer y conseguir que los niños coman verduras realmente se reduce a la repetición. De esta manera, cuanto más expuestos están los niños a las verduras (conocidas y desconocidas), mayores tenderán a ser las posibilidades de que las consuman. 

Investigadores de la Universidad de Flinders, en Australia, revisaron una enorme cantidad de estudios científicos para compilar y recoger una lista de diferentes estrategias que habían demostrado ayudar a aumentar la ingesta de verduras y vegetales en los niños. Así, al compartir esta valiosa información, los expertos esperan ayudar a los padres a comprender mucho mejor cómo abordar la hora de las comidas y, con ello, mejorar la ingesta de hortalizas entre los más pequeños de la casa.

¿Cómo aumentar la ingesta de verduras?

Como hemos visto, el estudio mencionado anteriormente sugiere que la clave está en exponer a los pequeños a las verduras desde el período prenatal. Además, cuanto antes se comience, mejores serán los resultados. No obstante, los científicos son claros en este aspecto: nunca es demasiado tarde para comenzar.

Si es posible empezar desde muy temprano, como manifiestan los investigadores, la futura mamá puede ayudar al bebé a aceptar las verduras de la gestación. De hecho, ¿sabías que el líquido amniótico que rodea el babé en el útero tiende a cambiar de sabor a medida que cambia la dieta materna?

Consejos útiles para conseguir que los niños coman verduras
Foto: Istock

Como parte del desarrollo normal, los bebés ingieren de forma habitual este líquido, por lo que, si la embarazada añade a su dieta una amplia diversidad de verduras, es posible aumentar la exposición del bebé al sabor de los vegetales incluso antes del nacimiento.

A su vez, al igual que ocurre con el líquido amniótico, la leche materna también cambia de sabor en función de la dieta de la mamá. Por tanto, si el bebé es alimentado con leche materna, mantener en la dieta una amplia variedad de verduras no solo es beneficioso para su propia salud, sino que también se expondrá al bebé a una amplia variedad de sabores.

Cuando llega el momento de comenzar con la introducción de los alimentos sólidos, presentando al bebé los primeros alimentos, empezar con vegetales en lugar de frutas y cereales podría influir en la preferencia del pequeño por los sabores vegetales

Por todo ello, la exposición repetida a las verduras puede empezar en cualquier momento, incluso aunque el pequeño rechace una verdura, los expertos recomiendan seguir intentándolo. Es más, como ya señalaron otros investigadores el pasado año, pueden ser necesarias 10 o más exposiciones repetidas a una verdura antes de que al bebé o al niño le guste su sabor.

Nuevamente, durante la etapa de preescolar y más allá es recomendable continuar con la exposición repetida a nuevos vegetales, así como a otras verduras que ya le son familiares.

¿Qué podemos entender por “exposición repetida”?

Como ya encontró un estudio publicado en el año 2012, la exposición repetida se convierte en la mejor forma de aumentar la ingesta de verduras en los niños, pero no solo debemos entenderlo como el número de veces que le ofrecemos al pequeño con regularidad un determinado alimento.

También incluye las muchas formas en que ven o interactúan con él. Y, en este sentido, los expertos aconsejan incluso optar por leer libros infantiles y cuentos sobre verduras, ya que puede llegar a convertirse incluso en una estrategia eficaz a la hora de aumentar la ingesta de vegetales en los niños.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo