Patrocinado

¿Cuántas proteínas deben tomar los niños?

Tienen una función reguladora y son imprescindibles en las etapas de crecimiento para alcanzar el peso y la altura adecuados. Pero ¿cuántas y cómo tomarlas? Te lo aclaramos.

Las proteínas tienen una finalidad estructural y reguladora y es imprescindible mantener un consumo adecuado en las etapas de crecimiento en las que se requiere aumentar de peso y altura. Entre las funciones reguladoras de las proteínas se encuentra la de favorecer el buen funcionamiento del sistema inmune, de las defensas naturales del organismo.

Las cadenas de proteínas están formadas por pequeñas unidades llamadas aminoácidos, algunos de ellos creados por nuestro organismo y otros que únicamente se pueden obtener a través de la alimentación, y por eso reciben el nombre de esenciales. Entre los mismos se encuentran el triptófano, la fenilalanina, la metionina…

Evitar el exceso

Durante los primeros años de vida, se considera que las necesidades proteicas se encuentran alrededor de 1,5 gramo al día: un niño de 10 kilos de peso necesitaría 15 gramos de proteínas, lo que quedaría casi cubierto con dos vasos de leche de vaca al día, sin dejar margen para las proteínas del resto de alimentos, algunos de origen animal como carne, pescado y huevo y otros de origen vegetal, como legumbres.

En el caso de los niños de corta edad, de entre 1 y 3 años, y debido a su papel relevante como fuente de Calcio y vitamina D, los alimentos lácteos suelen ser la principal fuente de proteínas, pero en muchas ocasiones se llega a doblar el consumo de las necesidades proteicas reales. Y es que un exceso de proteínas es una sobrecarga para el sistema digestivo de los niños, ya que su sistema renal tiene que filtrar una cantidad elevada de compuestos nitrogenados. El exceso de proteínas que el cuerpo no utiliza se puede convertir en grasa y acumularse en el organismo.

Las fórmulas de crecimiento pueden ayudar a equilibrar el aporte proteico, siempre y cuando dispongan de una composición en la que se haya reducido el contenido de proteínas respecto a la leche de vaca.

Blemil plus 3 Optimum 

Blemil plus 3 Optimum es ideal para la alimentación de los niños de corta edad, ya que presenta una composición nutricional equilibrada más apropiada que la leche de vaca, con un 50 por ciento menos de proteínas y grasa saturada. Además está elaborada sin aceite de palma y sin azúcares añadidos.

Blemil plus 3 Optimum es fuente de 9 vitaminas y 6 minerales, como el hierro que favorece el desarrollo cognitivo o el yodo que contribuye al crecimiento normal de los niños, e incluye en su fórmula Fructooligosacáridos que actúan como fibra soluble, y la bifidobacteria Bifidobacterium infantis IM1. Dos vasos al día (500 ml) de Blemil plus 3 Optimum aportan más del 50 por ciento de los requerimientos de  calcio, hierro y yodo y 9 vitaminas de los niños de entre 1 y 3 años ayudando a cubrir todas sus principales necesidades nutricionales.

Continúa leyendo