¿Cuánto se puede guardar?

Cuánto dura la leche materna sin refrigerar

Ya sea por una razón o por otra, como la vuelta al trabajo de la madre, es posible que la leche materna no pueda ofrecerse al momento al bebé. La solución a esto es extraerla y conservarla. ¿Sabes cuánto tiempo puedes guardarla sin refrigerar? Descubre aquí cuánto puede aguantar la leche dentro y fuera de la nevera y algunos consejos más.

leche
Fuente: Pexels

Sabemos que la leche materna es el mejor alimento para un bebé recién nacido, de hecho, se recomienda que esta sea la dieta exclusiva del pequeño por lo menos durante los primeros seis meses de su vida. Lógicamente, la mejor forma de ofrecerla será dándole el pecho al niño, pero hay veces que, por el trabajo de la madre por la distancia o por cualquier otro motivo se hace imposible.

Por esta razón, y para poder seguir manteniendo la lactancia a pesar de la ausencia de la madre, extraerse la leche es la mejor solución, pero a partir de ello también surge la siguiente duda: ¿cuánto tiempo aguanta la leche materna fuera de la nevera?. Veámoslo a continuación.

Leche materna a temperatura ambiente

Como decimos, muchas madres optan por extraer su leche y conservarla para ofrecérsela a su hijo más tarde o en otra ocasión. En este sentido, debemos tener en cuenta la temperatura del ambiente en la que la dejemos.

  • Si la temperatura es de 25ºC -como máximo-, la leche podrá conservarse en un recipiente cerrado entre unas 6 y 8 horas para que se mantenga en buen estado. Sin embargo, lo más aconsejable es conservarla hasta 3 o 4 horas para que no pierda los nutrientes que necesita el bebé. Si la temperatura es superior los perderá de manera mucho más rápida.
  • Si la temperatura es muy baja, por debajo de los 10 o los 15ºC, como podría darse en estaciones frías, la leche materna podrá guardarse un poco más de tiempo, hasta incluso durante 24 horas. No obstante, ante cualquier sospecha de que la leche se pudiera haber dañado, lo mejor es olerla o probarla antes de ofrecerla al bebé.

Leche materna en la nevera

Si aún así tu hijo no consumirá la leche que te has extraído, lo mejor es que la conserves en el frigorífico o en el congelador.

  • En el caso de guardarla en la nevera puedes conservarla hasta unos tres días, siempre que la temperatura sea de 4ºC o inferior.
  • Si congelas la leche, podrás conservarla más o menos según la potencia del congelador. Por ejemplo, si la temperatura es igual o inferior a los -20ºC, podrá conservarse hasta seis meses. Si no alcanza los -20ºC y es más alta, podrá guardarse hasta unos tres meses.

Algunos consejos para la extracción y la conservación

leche
Fuente: Pexels
  • Si conservas la leche en la nevera, evita guardarla en la puerta, lo mejor es colocarla en las zonas más frías del frigorífico, sobre todo en las partes de atrás. Esto es lo ideal para conservar su temperatura óptima. De hecho, puedes tener un cajón o un espacio en exclusiva para la leche materna ya que así evitarás que esta pueda contaminarse por estar en contacto con otros alimentos que puedan no ser adecuados para el pequeño.
  • Sea cual se la forma en que conserves la leche, no olvides apuntar la fecha y hora en la que la has extraído para asegurarte de que el tu hijo recibirá todos los nutrientes necesarios gracias a que la leche esté en el mejor estado.
  • Para que el peque digiera mejor la leche lo mejor será calentarla, será más parecida a la recién salida del pecho de la madre. Recuerda que es mejor no utilizar el microondas por el calentamiento irregular. Puedes calentarla sumergiéndola en un envase lleno con agua tibia.
  • No olvides usar recipientes aptos para la conservación de la leche, existen incluso bolsas especiales diseñadas para ello.
  • Es importante que recuerdes que la leche que ya ha sido descongelada no se puede congelar de nuevo. Y que aquella que ha sobrado porque el bebé no la ha terminado después de la toma, se deseche y no se conserve más.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo