Ser Padres para Danone

¿Tu bebé tiene 6 meses? Sigue ayudándole a crecer con leche de continuación

Entre los 6 y los 24 meses el bebé inicia su alimentación complementaria. Si ya has dejado de dar el pecho a tu hijo la leche de continuación es la mejor aliada de una crianza saludable.

Leche de continuación, tras la lactancia materna

El bebé ya tiene entre 6 y 24 meses. Está preparado para dar un gran paso adelante en su alimentación. A partir de los 6 meses, sus funciones digestivas han madurado, empieza a poder tragar alimentos semisólidos y necesita un aporte extra de proteínas, calcio y hierro, entre otros nutrientes.

Cuando se decide el destete, es el momento de introducir en su dieta nuevos alimentos, empezando por la leche de continuación, siempre bajo la supervisión del pediatra.

El crecimiento del niño hasta los dos años: un gran reto

La primera infancia es una etapa clave en la vida de un niño. Hasta los 2 años, su organismo experimenta cambios decisivos: el sistema nervioso, el aparato digestivo y el sistema excretor maduran a gran velocidad. Hasta los 24 meses, su cuerpo crece más rápido que en cualquier otra etapa. Su talla se multiplica por 2 y su peso por 4, empieza a mantenerse en pie, a caminar y a relacionarse con su entorno. También evolucionan sus funciones cognitivas y sus sentidos de la vista, el oído y el olfato, así como la coordinación física y el habla.

En esta etapa tan importante, debemos asegurarnos de que el bebé toma todos los nutrientes que necesita en cantidades óptimas para “alimentar” los importantes cambios de su cuerpo.

Alimentación complementaria y leche de continuación

La OMS recomienda la lactancia materna hasta los dos años, pero la mayoría de las madres decide dejar de dar el pecho antes. Cuando se inicia laalimentación complementaria (entre los 4 y los 6 meses), como la leche de vaca todavía es demasiado fuerte para el bebé, la leche adecuada es la de continuación, elaborada a partir de leche de vaca, pero con una formulación modificada para adaptarse al ritmo de maduración y funcionamiento del organismo del niño.

Los expertos de la Asociación Española de Pediatría (AEPED) recomiendan el consumo de alimentos infantiles con leche de continuación y aconsejan retrasar la introducción de la leche de vaca hasta después de los 2 años.

El comité de nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) recomienda las leches de continuación hasta cumplir un año por lo menos, siendo adecuado prolongarlas hasta los 24 meses, cuando el intestino del bebé ya está totalmente desarrollado.

¿Cómo puedes dar a tu bebé la cantidad de leche que necesita?

Existen diferentes maneras de darle al niño leche de continuación: en polvo, líquida o semisólida, o como un alimento infantil. También se pueden combinar todas las texturas para que el bebé alcance la ingesta diaria recomendada de 500 ml de leche.

Los alimentos infantiles son una excelente manera de darle al bebé leche de continuación. Existen en el mercado alimentos infantiles específicos para bebés de 6 a 24 meses elaborados con leche de continuación, que contienen menos cantidad de proteínas que la leche de vaca y una menor acidez, siendo mejor digeridos por el organismo del bebé y resultando más recomendables para su salud a largo plazo.

Su composición nutricional también ayuda a que el niño se acostumbre a los buenos hábitos alimenticios que garantizarán su bienestar futuro.

¿Qué nutrientes contiene la leche de continuación?

Los alimentos infantiles con leche de continuación aportan las vitaminas y minerales en las dosis adecuadas para un crecimiento saludable.

  • Las vitaminas en este tipo de alimento infantil ayudan al crecimiento, facilitan la absorción de hierro y calcio.
  • El aporte de minerales incluye hierro, zinc y calcio. El hierro procedente de la leche de continuación ayuda a la formación de la sangre y al desarrollo de las funciones mentales, evitando la aparición de falta de hierro.
  • El zinc contribuye a la formación de los huesos y de la sangre.
  • En este periodo, los lácteos son una de las principales y mejores fuentes de calcio, que es necesario para el crecimiento y el desarrollo normales de los huesos de los niños. Con un alimento infantil diario elaborado con leche de continuación, están ingiriendo una cuarta parte del calcio que necesita hasta los 24 meses.

Los lácteos, el yogur y el queso fresco también son leche

Los alimentos infantiles, como lácteos fermentados, quesos frescos y el yogur son alimentos cómodos y versátiles que puede introducirse en la dieta infantil en diferentes momentos del día: en el desayuno, a media mañana, merienda como postre después de cenar…

También ayuda al bebé a pasar de la dieta líquida a la alimentación con cuchara, un paso muy importante para la asimilación de una dieta adulta diversificada. La textura del alimento infantil permite que el bebé acaricie la cuchara con sus labios y la chupe, acostumbrándose de este modo al tacto de la cuchara, otro elemento desconocido para él.

Un alimento infantil diario elaborado con leche de continuación aporta a los niños de entre 6 y 24 meses más calcio y vitaminas que un yogur natural elaborado con leche de vaca, además de zinc, hierro, probióticos y ácidos grasos esenciales.

Consulta con tu pediatra todos los beneficios del alimento infantil elaborado con leche de continuación.

Etiquetas: alimentación complementaria, alimentación del bebé, lactancia, leche de continuación, publirreportaje

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS