Lactancia materna

¿El aumento de pechos puede afectar a la producción de leche materna?

Tanto si piensas someterte a una mamoplastia (y aún no has sido mamá), o piensas hacerlo en un futuro, es normal que surjan dudas relacionadas con la lactancia. Te respondemos a algunas de ellas.

El aumento de pechos puede afectar a la producción de leche materna
Foto: Istock

La mamoplastia consiste en una cirugía estética de senos, que también puede incluir no solo el aumento (uno de los cambios más conocidos y populares), sino la reducción o la reconstrucción, con la finalidad de mejorar la apariencia, en contorno y el tamaño de los senos de una mujer.

Los motivos por los que una mujer puede tomar la decisión de someterse a esta cirugía pueden ser en realidad muy variados. Por ejemplo, algunas mujeres sienten que sus senos son demasiado pequeños (de forma que desean aumentarlos con esta opción). 

Mientras que, otras, sobre todo después de los cambios que se producen tras el embarazo, desean tanto un aumento como un levantamiento. En otros casos, sin embargo, el principal deseo es corregir la posible existencia de una asimetría en el tamaño de los mismos.

Cuando la cirugía se realiza antes de ser mamá, o incluso cuando la mujer ya ha tenido un bebé y no sabe si podría volver a ser madre en un futuro, es normal preguntarse si la mamoplastia afectará a su capacidad a la hora de amamantar al bebé

Como veremos, la buena noticia es que la mayoría de las mujeres, después de una mamoplastia, aún podrían amamantar a sus hijos sin problemas, dado que la cirugía por lo general no tiende a involucrar las áreas del seno o los conductos involucrados y relacionados con la producción de leche.

Además, se considera como poco probable que la silicona, comúnmente presente en la mayoría de los implantes mamarios que se aplican hoy en día, pueda acabar filtrándose en la leche, por lo que se trata de una cirugía segura en este sentido. Sin embargo, como ocurre con cualquier tratamiento de este tipo, esto no significa que no existan riesgos y que, al final, pueda afectar la lactancia, lo que dependerá del lugar donde se llevó a cabo la incisión en el seno y, particularmente, el tipo de cirugía realizada.

¿Cuáles podrían ser los efectos de los implantes en la lactancia materna?

En una cirugía típica, es común que el médico realice un corte en el área conocida como pliegue inframamario, que es el pliegue que encontramos situado debajo de la mama. Luego, el implante es colocado detrás del músculo pectoral, que se encuentra ubicado debajo del tejido mamario.

Si la cirugía se lleva a cabo de esta manera, en realidad la colocación de los implantes estaría realmente situada lejos del seno, por lo que, originalmente, todos los conductos estarían intactos y aún seguirían conectados al pezón. Es decir, los implantes no tendrían por qué afectar al suministro de leche.

Lactancia materna y mamoplastia
Foto: Istock

Sin embargo, existen algunos factores que sí podrían influir negativamente: la profundidad o la ubicación de la incisión sí podrían afectar a la capacidad para amamantar, especialmente cuando la incisión se realiza alrededor de la areola. 

Y es que debemos tener en cuenta que los nervios situados alrededor de los pezones juegan un papel esencial en la lactancia materna, ya que la sensación de que un bebé succiona del pecho ayuda a que se produzca un aumento de dos hormonas fundamentales, la prolactina y oxitocina.

Mientras que la primera desencadena la producción de leche materna, la segunda desencadena la bajada. No obstante, si estos nervios se han visto dañados durante la cirugía, es probable que la sensación disminuya y termine reduciéndose. Por tanto, es menos probable que aquellas incisiones que se lleven a cabo debajo del pecho o en la axila interfieran con la lactancia materna.

También podría ocurrir que algunos conductos se corten durante la práctica de la cirugía, por lo que, en realidad, no se sabría cuál sería el alcance completo de la misma hasta llegado el momento de intentar darle el pecho y amamantar al bebé.

¿La silicona puede ser peligrosa para el bebé?

Si te preguntas si es seguro o no amamantar con implantes, lo cierto es que no se han publicado recientemente informes clínicos acerca de problemas en bebés de madres que han dado el pecho con implantes de silicona.

Respecto a los distintos estudios publicados hasta el momento, podemos mencionar un estudio del año 2007, en el que se midió los niveles de silicona. Sin embargo, no se encontraron niveles más elevados en la leche materna en las madres que tenían implantes con este material, en comparación con aquellas que no lo tenían.

Tampoco existen evidencias de un riesgo mayor de defectos de nacimiento en bebés nacidos de madres que ya tenían implantes mamarios.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo