Problemas con la lactancia materna

¡El bebé no engorda! ¿Refuerzo con biberón?

Si el recién nacido engorda poco con el pecho, el pediatra puede recomendar darle una ayuda de biberón.

ayuda_bibe

Cuando el bebé no engorda lo suficiente con el pecho, la madre debe darle a demanda, mejorar la posición, comprimir el pecho durante la toma y sacarse la leche. Si tras tomar todas esas medidas, el bebé sigue sin engordar, hay que darle suplementos de leche artificial.

Si la madre empieza pronto a “hacer los deberes”, normalmente no necesitará recurrir a leche artificial, porque conseguirá leche materna más que suficiente antes de que la pérdida de peso llegue a ser preocupante.

Pero en otros casos, si el bebé ha perdido más de un 10% o si el aumento es muy lento, no podemos esperar unos días a que la producción de leche aumente. Necesita comer ya.

Una vez se decide darle leche artificial, no hay que escatimar: a demanda, todo lo que el bebé necesite y quiera tomar. Porque no pretendemos que “vaya tirando”, engordando 50 o 100 g por semana, sino que recupere el retraso que llevaba, y para eso puede que tenga que engordar 300 o 400 g en una semana.

Atención a su llanto

El bebé que pierde peso llora poco porque está débil, pero cuando se recupera empieza a llorar mucho. Algunas madres se desesperan y se rinden justo cuando el problema se está solucionando y su hijo está recuperando el peso atrasado.

Al tiempo que le das suplementos, empieza la extracción intensiva; pronto podrá irás substituyendo la leche artificial por tu propia leche materna.

La manera de suprimir los suplementos no debe ser “le bajaré la leche artificial para que tenga más hambre y mame más, y así tendré más leche”, sino todo lo contrario: “me sacaré leche varias veces al día, y así tendré más leche, y mi hijo no tendrá tanta hambre y cada vez querrá menos leche artificial”.

Etiquetas: alimentación complementaria, bebé, biberón, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS