Alimentación infantil

El primer biberón del bebé

Dar el biberón parece algo fácil pero cuando nos enfrentamos a esta tarea por primera vez nos empiezan a surgir dudas: ¿cómo prepararlo? ¿cómo dárselo para que el bebé no trague aire? ¿lo haré bien? Aquí tienes algunas normas básicas para que esta tarea sea coser y cantar.

El primer biberón del bebé

Dar el biberón parece fácil, pero hay muchos puntos a tener en cuenta: que la leche fluya bien, que el chiquitín no trague aire... Para alimentar al bebé correctamente conviene entrenarse un poco y respetar unas normas básicas:

Higiene

  • Antes de utilizar el biberón hay que lavarlo muy bien, con agua caliente y detergente, junto con la tetina y la tapa.
  • Durante los primeros meses conviene utilizar agua hervida o agua mineral apta para consumo infantil.

Cómo preparar el biberón

  • La mezcla se debe hacer siguiendo al pie de la letralas instrucciones del fabricante de la leche infantil (ni más polvo ni menos cantidad de agua) y en el momento de ofrecérsela al bebé. No es prudente preparar varios bibes para todo el día, ni dejar la toma de la noche en el calientabiberones, pues la leche caliente es muy propensa a contaminarse de gérmenes.
  • El agua se puede templar en el calienta biberones, al baño María (metiendo el biberón en un cazo con agua caliente) o en el microondas (después hay que agitar muy bien el líquido para repartir el calor por igual).
  • Antes de ofrecer el biberón al niño, comprobaremos la temperatura de la leche volcando unas gotas sobre la parte exterior de la muñeca. No debe estar ni demasiado fría ni demasiado caliente.

¿Cómo debe ser la toma?

  • Es fundamental que la madre y el chiquitín se encuentren cómodos; ella puede usar cojines o almohadas para apoyar los brazos.
  • La cabeza del bebé debe estar apoyada sobre el ángulo que se forma al doblar el brazo, de forma que el pequeño quede prácticamente sentado sobre el antebrazo. Esta posición le facilita la tarea de tragar y respirar.
  • El biberón se debe mantener inclinado unos 90º con respecto a la boca, de forma que la tetina siempre esté llena de leche y el niño no trague aire. Deben caer varias gotas por segundo.
  • Conviene retirarlo de tanto en tanto para evitar que la tetina se aplaste e impida el paso de la leche.

Etiquetas: alimentación del bebé, bebé, biberón, lactancia, niño

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS