Problemas en la lactancia

Esta madre comparte con humor un problema frecuente de la lactancia

Zoe Hendrix compartió una foto en sus redes sociales en la que, irónicamente, comentaba la gran diferencia que había entre sus dos pechos. La publicación se ha vuelto viral y miles de madres se han sentido identificadas con ella.

Una estrella de la televisión australiana ha dado voz a uno de los problemas más comunes de las madres durante la lactancia. Zoe Hendrix colgó una foto de sus pechos en bikini en el que se aprecia perfectamente como uno es mayor que el otro. Ya sabemos que la lactancia es una de las experiencias más bonitas de ser madre, pero como todo, tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas.

Zoe, que es conocida por haber encontrado a su pareja en un show televisivo llamado Married at first sight (Casados a primera vista en español) colgó una foto restándole importancia al problema de sus pechos e intentando reírse de ello. “Mis pechos con leche se han vuelto irregulares. Una de las alegrías de amamantar. Yo me preguntaba por qué me miraba tanto la gente ese día en la piscina. ¡Embarazoso!” rezaba en el título, acompañándolo de diversos hastahgs como #normalisebreastfeeding (Normalicemos la lactancia).

La pareja se conoció en el programa australiano, en el que se dieron el “sí quiero” y son, a día de hoy, la única pareja del reallity que ha decidido tener un bebé, aunque hace poco tiempo terminaron su relación. Además, Zoe comparte el día a día con su hija Harper en sus redes sociales, entre los que se incluye este post sobre los problemas de la lactancia, que ha recabado más de 4.000 “me gustas” y un sinfín de comentarios de madres que se han sentido identificadas y han hablado de problemas similares en la foto, como la asimetría que también tienen, o lo incómodo que es cuando la gente se da cuenta y te mira.

“¡El sufrimiento es real! Mi bebé de 15 meses solo come por mi pecho izquierdo, así que te puedes imaginar el desequilibrio que tengo”

“Lo sé de sobra. ¿Quién necesita esas pulseras que te ayudan a recordar de qué pecho comió la última vez? ¡Si no se aprecia visualmente, estrujarlos es lo que mejor funciona!”

“Eso es normal, pero también es muy divertido. ¡Todavía tengo una ligeramente más grande y mi hijo pequeño tiene 19 años!”

Nuestro cuerpo no es simétrico, cada lado crece a su propio ritmo y aunque durante la mayoría del tiempo no se note, cuando los pechos crecen para amamantar la diferencia se hace más evidente. La producción de leche depende de lo que el niño necesite y por eso, si tiende a preferir un pecho sobre otro, es común que esta diferencia sea tan grande.

De todas formas, no debemos preocuparnos por este tema, pues es simplemente estética y no implica nada malo para nuestra salud o la del bebé. Si te sientes a disgusto con la diferencia de tus pechos, trata de intercalarlos en mayor medida para que puedan regularse, pero el bebé no siempre acaba aceptando el otro pecho si ya tiene uno favorito. Trata entonces de estimular el pecho más pequeño con un sacaleches para igualarlos y no te agobies con el resultado: cuando termines con la lactancia, la asimetría será casi imperceptible.

Continúa leyendo