Problemas con la lactancia

Huelga de lactancia: se niega a tomar el pecho

¿No quiere tomar el pecho? ¿Lo rechaza y llora? Tu bebé está haciendo lo que se llama una huelga de lactancia: pasa unos días sin mamar porque está descontento con algo. Si la madre mantiene la producción de leche y sigue estos consejos, tarde o temprano vuelve a mamar.

Huelga de lactancia: se niega a tomar el pecho

La huelga de lactancia es como un enfado, ya sea porque al bebé no le gusta estar separado de su madre, por ejemplo, cuando va al trabajo, o porque ha mordido mal y al apartarlo se ha sentido mal.

Lo más probable es que vuelva a coger el pecho. Para ello, hay que sacarse leche varias veces al día, al menos seis. Es más eficaz sacarse leche durante diez o quince minutos varias veces al día que hacerlo una sola vez y estar una hora.

Si no sacas leche, la producción disminuye y cambia el sabor, se vuelve salada. Es necesario que, cuando al niño se le pase el enfado y vuelva a mamar, haya leche buena esperando. Si encuentra solo unas gotas de leche salada, volverá a rechazarla.

La leche que se saca hay que dársela, además de la comida habitual. Cuando haya comido y esté de buen humor, intenta meterte con tu hijo en la cama, en contacto piel con piel. Tú desnuda de cintura para arriba y el bebé encima de tu pecho. Abrázalo. En una de esas noches o siestas lo más seguro es que vuelva a coger el pecho.

Dr. Carlos González, pediatra experto en lactancia materna y alimentación del bebé.

Etiquetas: lactancia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS