Lactancia materna

Irene Montero revoluciona las redes con una foto amamantando a sus hijos

La ministra de Igualdad ha querido compartir una foto amamantando a sus hijos para normalizar y visibilizar dar el pecho en público ya que “es algo normal”.

El acto de amamantar a los niños no debe causar ningún revuelo en la población porque es algo normal y natural que se lleva haciendo toda la vida, generación tras generación. El problema se encuentra en el hecho de sexualizar los pechos cuando evolutivamente sirven para amamantar a los bebés. Por ello, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha compartido en su cuenta de Instagram una fotografía amamantando a sus hijos a propósito de la Semana de la Lactancia Materna para normalizar y visibilizar este acto. Y es que considera que "No somos mejores ni peores madres por la elección sobre la lactancia". En la publicación se aprecia cómo da de mamar a sus hijos y defiende el derecho de que las mujeres tomen la decisión de cómo alimentar a sus bebés.

Montero apunta que "todas las madres compartimos miedos, preocupaciones, dudas y siempre con emociones muy intensas. Todas buscamos hacerlo lo mejor que sabemos, todas necesitamos que una mano amiga nos diga que sí, que como podamos, queramos, decidamos, estamos haciéndolo bien". Y manda un mensaje positivo a todas ellas recordando que "no somos ni mejores ni peores madres por la elección que hagamos respecto a la lactancia".

En el post de Instagram empieza explicando la experiencia con sus mellizos que nacieron prematuros con 25 semanas y las dificultados de compaginar la lactancia con el trabajo. Comenta que los primeros meses pasó sacándose leche “cada tres horas, conservándola, midiendo las cantidades, donando lo que podía al bando de leche del hospital”. Ella no era la única y es que miles de madres se encuentran en la misma situación, ha reivindicado que el proceso fue duro, pero le da las gracias a la sanidad pública y en especial al equipo de neonatología del hospital Gregorio Marañón.

La ministra narra que "cuando vinimos a casa tuve dificultades para mantener la lactancia gemelar. Pasé por unas semanas de lactancia mixta hasta que pasamos al biberón". "Un año después nació Aitana, con la que he compartido dos años de lactancia materna que aún continúan", comenta. 

¿Cómo fueron sus primeros años de maternidad?

Irene Montero también ha aprovechado el post para contar cómo están siendo sus primeros tres años de maternidad, en los que ha tenido a sus tres hijos. Tal y como ella misma explica, la ayuda de su entorno, familia y pareja ha sido crucial: "En estos tres años he vivido de la mano de mi pareja, mi familia y muchas amigas que también crían a sus hijos e hijas como mejor saben, pueden y deciden, algunas dando el pecho, otras con lactancia mixta y otras con leche de fórmula".

Tras explicar su experiencia y la de su entorno frente a la lactancia de sus hijos, la ministra de Igualdad ha señalado que "todas las madres compartimos miedos, preocupaciones, dudas y siempre con emociones muy intensas. Todas buscamos hacerlo lo mejor que sabemos, todas necesitamos que una mano amiga nos diga que sí, que como podamos, queramos, decidamos, estamos haciéndolo bien. Que no somos ni mejores ni peores madres por la elección que hagamos respecto a la lactancia", haciendo un alegato a que se respeten las decisiones de cada mujer a la hora de decidir cómo alimentar a sus bebés. Coincidiendo con la semana de la lactancia materna, la ministra recuerda que las mujeres que son madres tienen que fortalecer sus redes y apoyarse unas a otras para hacerlo lo mejor posible.

Por último, no ha querido desaprovechar el momento y ha hablado de la necesidad de políticas públicas para proteger a las madres y la maternidad, alegando que "necesitamos políticas públicas que protejan la maternidad, que faciliten a cada familia desarrollar sus proyectos de crianza con seguridad económica, con escuelas infantiles públicas, con redes de conciliación y corresponsabilidad, con vivienda y empleos dignos". Señala que "tiene muy presente que hay muchas mujeres que no pueden criar como desean".

Continúa leyendo