Segundo hijo y lactancia

La lactancia, mucho más fácil en el segundo embarazo

Parece que en el segundo embarazo las mamas recuerdan el primer embarazo. Así lo han desvelado investigadores del Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York.

La lactancia, mucho más fácil en el segundo embarazo

Científicos internacionales del Cold Spring Harbor Laboratory (CSHL) apuntan que la secreción de leche es más sencilla en el segundo embarazo, en comparación con el primero. Han descubierto que la glándula mamaria recuerda a largo plazo los cambios hormonales del embarazo, preparándose para los siguientes embarazos durante toda la edad reproductiva de una mujer.

Los investigadores encuentran la causa en que la secreción de las hormonas estrógeno y progesterona sientan las bases para los cambios que tienen lugar en la mama durante el embarazo: una proliferación masiva de las células epiteliales mamarias y la formación de miles de estructuras ductales, que apoyan la producción y el transporte de la leche durante la lactancia. El equipo tiene la hipótesis de que el embarazo podría alterar la receptividad de la glándula a las hormonas relacionadas con el embarazo.

El equipo muestra que un primer embarazo borra muchas marcas de metilo que están presentes durante toda la vida como preparación para el embarazo. Durante un primer embarazo, sugiere el equipo, que el factor de transcripción Stat5a se une al ADN en ciertos tipos de células epiteliales mamarias, en lugares cercanos a los genes que deben ser activados durante el embarazo, en concreto, los genes implicados en la proliferación y la lactancia.  

Hasta ahora, esta demostración ha sido comprobada en ratones, cuando una hembra una vez embarazada recibe hormonas cuya acción simula un embarazo real, los roedores hembra responden más rápidamente que otros que nunca han estado embarazadas. En las previamente embarazadas, "las glándulas mamarias comienzan expandiéndose más rápido y también más pronto que para aquellas que experimentan las hormonas del embarazo por primera vez", subraya Camila Dos Santos, profesora del CSHL encargada del hallazgo del marcador de células madres mamarías. "Es como si la glándula ya conociera esas hormonas", añade.

Cáncer de mamá

Estos hallazgos han llevado a otra importante línea de investigación. Se sabe que las mujeres que quedan embarazadas a los 25 años tienen tasas sustancialmente más bajas de cáncer de mama que las mujeres que tienen hijos más tarde en la vida o no los tienen. Es posible que el factor de protección implícito esté de alguna manera relacionado con la memoria epigenética de las células mamarias descubierta, propone el investigador Greg Hannon, profesor de CSHL e investigador líder en el Instituto CRUK de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

Etiquetas: embarazada, lactancia, lactancia materna, leche materna, segundo embarazo, segundo hijo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS