Vacunación y lactancia

La leche de las madres vacunadas contra la COVID-19 tiene anticuerpos

Un nuevo estudio español ha concluido que las madres vacunadas con AstraZeneca, Pfizer y Moderna tienen anticuerpos contra la COVID-19 en su leche materna y que se los traspasan a sus bebés a través de la lactancia.

vacuna
Fuente: iStock

La campaña de vacunación sigue su curso y, con ella, también nos van llegando buenas noticias. ¿La última? Llega de parte del primer estudio español y el primero a nivel mundial que observa el comportamiento de la leche materna ante tres tipos de vacunas diferentes frente  a la COVID-19.

En concreto hablamos de dos estudios liderados por investigadoras del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Hospital Clínico de València. Los mismos han concluido el impacto que la infección por SARS-cOv-2 tiene sobre la lactancia materna.

Uno de los estudios se ha centrado en investigar la presencia de SARS-cOv-2 en la leche materna, y ha llegado a la conclusión que no hay ni rastro del ARN del coronavirus, pero que, por el contrario, sí hay anticuerpos específicos frente al virus con gran variabilidad de unas mujeres a otras. “Estos resultados sustentan de forma evidente la importancia de recomendar la lactancia materna de forma sistemática en todos los casos en los que la madre tenga poca o nula sintomatología”, ha explica una de las autoras del estudio.

El otro estudio ha llegado a la conclusión que la leche materna de mujeres vacunadas con AstraZeneca, Pfizer y Moderna contiene anticuerpos que se traspasan al bebé a través de la lactancia. Una conclusión a la que ya se había aproximado una enfermera que hizo este experimento casero en casa.

En los tres casos el estudio halló presencia de anticuerpos en la leche materna que variaban en función de la pauta de vacunación que tuviese puesta la mujer.

¿Cómo es ese nivel de anticuerpos?

Cabe destacar que el nivel de anticuerpos que ha detectado el estudio en las participantes depende de su pauta de vacunación. Se analizaron muestras de 30 mujeres con vacunación completa de Pfizer, 21 con pauta completa de Moderna y 24 con la primera dosis de AstraZeneca. En todas ellas se observaron anticuerpos IgA e IgG en las muestras, pero en diferente nivel según la vacuna recibida y según la infección previa de la mujer.

Así, se observaron diferencias en los anticuerpos en madres vacunadas e infectadas anteriormente de manera natural: aquellas que lo habían pasado y que solo habían recibido una dosis de la vacuna tenían los mismos niveles de anticuerpos que una mujer sin infección que hubiera recibido las dos dosis. “Esto demuestra que los individuos que han pasado la enfermedad alcanzan inmunidad medida en sangre con una única dosis”, asegura La Moncloa en una nota de prensa.

Por su parte, la presencia de anticuerpos en la leche materna pasaba a ser mayor tras recibir la pauta de vacunación completa.

La inmunidad de los bebés es pasiva

Tal y como comenta LactAPP en su blog, la inmunidad que recibe el bebé a través de la leche materna es pasiva, lo que supone menos protección contra la COVID-19 que la persona vacunada o, incluso, que la persona que se ha infectado anteriormente.

Esos anticuerpos que se traspasan a través de la leche le sirven al bebé para no infectarse en caso de detectarse el virus en el tracto respiratorio e intestinal pero, de acuerdo a sus palabras, es necesaria más investigación para conocer la capacidad inmunitaria que se trasfiere a través de la lactancia. “La lactancia materna es una prioridad y aún necesitamos más estudios dirigidos a confirmar el potencial papel protector de esos anticuerpos presentes en la leche frente a la COVID-19 en niños”, asegura María Carmen Collado, investigadora del IATA-CSIC.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo