Beneficios de la lactancia

La leche materna, el mejor protector del bebé frente a los virus

Un reciente estudio científico ha demostrado que la leche materna protege al bebé frente a los virus potencialmente patógenos. De hecho, es suficiente una pequeña cantidad de este alimento para crear la barrera en su interior.

De acuerdo a un nuevo estudio científico llevado a cabo por un grupo de científicos de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, y publicado en la revista Nature, la leche materna se presenta como uno de los principales y primeros protectores de los bebés frente a los virus que se acumulan en su intestino los primeros meses de vida.

La investigación se centró en analizar las heces de bebés de diferentes edades en varios países del mundo y llegó a la conclusión de que, si bien en el momento de nacer el intestino se presenta limpio de cualquier bacteria, en el momento en que cumplen un mes, las poblaciones de virus y bacterias ya están desarrolladas en su interior. Aunque estos corresponden a los virus depredadores que crecen en las bacterias protectoras que colonizan su intestino, los virus que observaron en las heces a los cuatro meses de vida, sí pueden ser dañinos para su salud. Virus que, sin embargo, disminuían de forma considerable en bebés que se habían alimentado exclusivamente de leche materna, frente a los que lo habían hecho solo con leche de fórmula.

Pero, este dato no significa que solo obtengan protección contra los virus aquellos bebés que se han alimentado únicamente mediante lactancia. El estudio también demuestra que aquellos que han mezclado la primera con la segunda, también obtienen la protección. Un hecho que viene a decir que es suficiente con una pequeña cantidad de leche materna para proteger el intestino. Estos datos pueden ayudarnos a entender mejor por qué algunos bebés enferman y desarrollan infecciones durante los primeros meses de vida”, comenta el principal autor del trabajo Frederic Bushman, según Infosalus.

Determinante el lugar de nacimiento

El estudio, que se llevó a cabo con bebés de Estados Unidos y de Botswana, también ha demostrado que el lugar de nacimiento del pequeño puede determinar que tenga mayor o menor cantidad de virus en su interior (los científicos observaron un número menor de infecciones virales en los pequeños nacidos en el primer país analizado). “El lugar en el que nazca y crezca el bebé parece desempeñar un papel importante, probablemente debido al tipo y número de microorganismos presentes en el medio ambiente a los que se exponen”, afirma, según ABC, Guanxiang Liang, uno de los autores del estudio.

Una información que refuta la defensa que hace la OMS y las diferentes comunidades científicas pediátricas al recomendar la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y combinada con otros alimentos hasta los dos años o más.

Además, aparte de este, ya otros estudios científicos han comprobado su papel protector. Como el llevado a cabo por el Institute of Laboratory Medicine de la Universidad de Lund, en Suecia, al afirmar que este alimento es eficaz en la destrucción de hasta 40 tipos de células cancerígenas diferentes, entre las que se encuentran las responsables del cáncer de piel o los tumores cerebrales. Además, el mismo estudio analizaba cómo amamantar influye en la reducción de hasta un 30% la probabilidad de sufrir un cáncer de mama.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo