Tu leche, lo mejor para tu bebé

¡La leche materna es inimitable! ¿Quieres saber por qué?

3 minutos

Un reciente estudio ha descubierto que posee más de 200 tipos de azúcares. Es tan compleja y tan rica en proteínas y anticuerpos que si tuviéramos que fabricarla, ¡costaría millones!

lechematerna
SEGURO QUE TE INTERESA...

Hoy no hay ninguna duda de que la leche materna tiene muchos beneficios, pero es tan compleja que su composición sigue siendo un puzzle sin resolver, un rompecabezas científico.

Una reciente investigación del Instituto de Fisiología de la Universidad de Zurich (Suiza) ha descubierto que la leche materna es aún más compleja que la del resto de mamíferos. Producto de miles de millones de años de evolución, es muy rica en carbohidratos complejos y contiene más de 200 tipos de moléculas de azúcares diferentes, muy por encima de las 30-50 que se encuentran, por ejemplo, en la leche de ratón o en la de vaca.

Según se explica en el estudio, publicado en la revista Trends in Biochemical Sciences, el papel de cada uno de esos azúcares es aún "un puzzle científico", pero podría tener relación con elsistema inmunitario del bebé y el desarrollo del microbioma intestinal (los microorganismos que habitan en el tracto intestinal).

El investigador Thierry Hennet, del Instituto de Fisiología de la Universidad de Zuric, en Suiza, dice que la leche materna es inmitable: “si tuviéramos que fabricar una leche de fórmula en el laboratorio que contuviera todos los nutrientes, vitaminas, anticuerpos, hormonas que contiene la leche materna, sería tan cara y tan sumamente compleja de elaborar que costaría ¡millones de dólares! Nadie podría comprarla”.

Además de nutrir al bebé, una de las funciones de la leche es ayudar a crear el nuevo sistema inmunitario del bebé. Por eso, el calostro, la primera leche que comienza a producirse a final del embarazo y se secreta durante los primeros días tras el parto es muy rico en anticuerpos y moléculas que ralentizan el crecimiento de las bacterias dañinas y coordinan la actividad de los glóbulos blancos. 

Se piensa que muchas de las más de 200 moléculas de azúcares no están destinadas en realidad a alimentar al bebé sino a las bacterias que deben colonizar el intestino del bebé, que nace sin estos microorganismos, es decir estimular sus defensas.

Al inicio de la lactancia, por ejemplo, la leche materna es muy rica en oligosacáridos (azúcares). Pero luego, en cambio, contiene una mayor proporción de lípidos y de algunas proteínas. Los investigadores piensan que este cambio se produce para adaptarse a las necesidades del sistema inmunitario del recién nacido y también al desarrollo de su flora intestinal.
Así, un mes después del nacimiento, cuando el niño empieza a construir sus propias defensas, el nivel de anticuerpos maternos en la leche cae de un 90 % y hay menos azúcares, porque se produce una mejor selección de especies bacterianas para el intestino. 

Todo son ventajas

La leche materna proporciona al bebé todos los nutrientes y vitaminas que necesita para su desarrollo.

A corto plazo disminuye la mortalidad infantil y la incidencia de enfermedades infecciosas.

Y a largo, reduce el riesgo de obesidad, de diabetes, de asma, de celiaquía y de alergias, entre otros.

Etiquetas: asma, bebé, calostro, diabetes niños, leche materna, posparto, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS