Lactancia materna

La leche materna nocturna desarrolla propiedades que ayudan al descanso del bebé

La naturaleza es sabia y este hallazgo científico lo acaba de volver a demostrar. ¡Qué cosa tan bonita es el vínculo entre mamá y bebé! Ahora sabemos que otro de los beneficios de la lactancia materna es que, por la noche, tiene el ‘poder’ de desarrollar ciertas propiedades que ayudan a nuestro bebé a dormir mejor.

lactancia
Fuente: Istock

Es el mayor vínculo madre-hijo, contribuye al correcto desarrollo del bebé, es la mayor protección del bebé frente a numerosos virus y por sí misma constituye la dieta perfecta. Son tantos los beneficios de la lactancia materna que la OMS no dudó hace unos años en recomendarla hasta los dos años de edad. Además, el experto Carlos González advierte que “de haber una vacuna que incluyese todos los beneficios y la protección de la lactancia, ningún padre dudaría en comprarla”.

Pues bien, a todos los beneficios de sobra conocidos tenemos que incluir uno que, la verdad, nos ha dejado impactados. Y es que, de acuerdo al estudio “The posible role of human milk nucleotides as sleep inducers” llevado a cabo en 2009 por varios investigadores, la leche materna, por la noche, tiene la capacidad de aumentar sus propiedades que permiten al pequeño conciliar el sueño de mejor manera. Sí, sí, como si de una ‘infusión relax’ se tratase.

En concreto, el estudio habla del aumento de los nucleótidos, componentes del ADN, prolactina, triptófanos y melatonina que actúan como inductores del sueño y, por tanto, ayudan a que los pequeños descansen mejor y a que desarrollen unos ritmos saludables de sueño y de vigilia.

La mejor medicina para el bebé

Un dato que confirma la importancia de la lactancia nocturna, algo que puede ser especialmente duro para algunas madres, dado que su nivel de descanso se verá reducido sobre todo en los primeros meses de vida del bebé. “A veces es fácil que la madre se sienta frustrada y cansada por levantarse durante las noches, pero ha de tener en cuenta que es una situación especial y que su leche materna es el mejor alimento que le puede proporcionar al bebé”, afirma Montse Robles, asesora de lactancia en Medela, compañía de productos para lactancia. Es por ello que, a pesar de suponer un esfuerzo, las madres deben conocer que es realmente beneficiosa para su hijo y que, además, se trata de la mejor forma de comprobar que madre e hijo están cerca y seguros durante la noche.

Y es que, tal y como afirma la compañía, hasta los tres meses los bebés pueden demandar la alimentación cada 3-4 horas (incluida la noche). Tiempos que se reducen a partir de seis y doce meses.

Consejos para sobrellevar el esfuerzo

Para sobrellevar mejor este esfuerzo nocturno, Medela expone una serie de consejos como poner la cuna al lado de la cama de los padres, destinar un espacio de la habitación exclusivo para la lactancia o tener a mano todo lo necesario para que no suponga ningún esfuerzo extra.

Además, nos han facilitado una serie de hábitos pensados para que la pareja pueda participar también de esta práctica y contribuir a que la mamá descanse mejor:

  • Creemos el hábito de acostar al bebé cuando todavía no esté dormido de todo
  • Habremos de establecer una rutina fija y una hora de irse a dormir
  • Es muy importante relajar al bebé antes del sueño: dándole un baño, leyéndole o cantando canciones de cuna
  • Mantener la habitación lo más oscura posible

Y es que, contar con la ayuda de alguien para pedir asistencia durante las tomas, ayuda a aliviar muchísimo a las madres.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo