Lactancia materna

La subida de la leche, ¿cómo cambian las propiedades de la leche los primeros días del bebé?

Seguro que habéis escuchado la frase “subida o bajada de la leche”. Dependiendo del país, se dice de una manera u otra, pero significa lo mismo.

La subida de la leche, no es más que un cambio de composición de la leche materna los primeros días después de dar a luz.

Subida de la leche
Foto: Istock

Podemos encontrar los 3-5 primeros días lo que se denomina Calostro (toda la información está detallada en un artículo que escribimos hace unos días.

Pasados esos primeros días, notaremos cambios tanto en el pecho como en la composición de la leche y se denomina “leche de transición”, hasta que termina convirtiéndose en lo que llamamos “Leche Madura”.

Leche de transición

Cuando las madres que amamantan hablan sobre cuándo les baja/sube la leche, se refieren al inicio de la producción de la leche de transición, la leche cremosa que se produce inmediatamente después del calostro. La leche de transición se produce en cualquier momento desde aproximadamente dos a cinco días después del nacimiento del bebé hasta diez a doce días después del nacimiento del bebé.

Este cambio cada mujer lo nota de una manera u otra pero suele tener síntomas en común:

  • Los pechos aumentarán de tamaño y se sienten más firmes durante esta etapa.

  • Puedes sentir incomodidad al principio y puede hacer que el agarre sea más difícil para el bebé al estar muy ingurgitado

La extracción manual puede ser tu mejor aliada para sacar u poco de leche previa a la toma y así bajar la ingurgitación del pecho y que tu bebé se pueda agarrar más fácilmente.

  • Esas gotas de leche en el pezón pueden ayudar a que el bebé lo huela y se interese más por agarrarse al pecho aliviando así dicha congestión.

A medida que el bebé se agarra y empieza mamar con frecuencia, irás notando descongestión y mayor comodidad en el pecho según van pasando los días y se va regulando la producción.

La succión de su bebé, cuando se acerca la hora de la toma o simplemente el sonido de su bebé llorando de hambre pueden estimular el reflejo de la producción de la leche. Una vez que sucede esto, la leche suele fluir mejor y más cantidad ayudando al bebé a estar más interesado por esa toma.

Leche madura y subida de la leche
Foto: Istock

Durante esta etapa, tenemos la sensación de estar dando de mamar constantemente, pero puedes estar tranquila que según vayan pasando las semanas, la frecuencia irá disminuyendo y las tomas se irán espaciando, especialmente durante la noche.

El objetivo de estas primeras semanas es regular la producción. Hay que tener en cuenta que el pecho produce lo que se le demanda y así se irá regulando.

Con el tiempo, las tomas seguirán cambiando en frecuencia y duración, dependiendo de las necesidades de tu bebé.

Leche madura

En la mayoría de las mujeres, si hemos demandado al pecho de manera correcta esos primeros días, a leche madura será secretada por las glándulas mamarias aproximadamente alrededor de los 10-12 días postparto.

Ella sola le aporta al niño todas las sustancias nutritivas y las calorías que éste requiere para su normal desarrollo y crecimiento durante los primeros seis meses de vida, y se recomienda hasta los dos años de edad o más junto con la alimentación complementaria.

Los principales componentes de la leche madura son: agua (un 88%), proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas. También contiene elementos traza u oligoelementos, hormonas y enzimas.

En este periodo, es muy común sentir que “te estás quedando sin leche”, pero nada que ver con la realidad, es más, es cuando tu producción por fin de están regulando.

  • Los pechos pueden parecer un poco más suaves y más pequeños de lo que se veían durante la etapa de la leche de transición, aunque aún serán más grandes que antes de su embarazo.

  • Estos cambios en los pechos y en su leche son normales y están diseñados para proporcionar justo lo que tu bebé necesita para su nutrición, crecimiento y desarrollo.

Hay que tener en cuenta que la composición de la leche no sólo varía en las distintas etapas de la lactancia, sino que también a diferentes horas del día, del comienzo al final de una misma toma, entre mujeres, entre los pechos de una misma mujer e incluso cada lóbulo mamario.

También te puede interesar:
Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo