Amamantando a dos

Lactancia en tándem: todo lo que hay que saber

¿Se puede dar el pecho a un hijo mayor cuando tienes un segundo hijo? ¿Habrá leche suficiente para los dos? ¿Tiene que tener cada uno un lado asignado? ¿cuál es la mejor postura para darles de mamar? Estas y muchas otras preguntas son las que vamos a tratar de resolver.

Natalia Sánchez amamantando a sus hijos
Natalia Sánchez amamantando a sus hijos (Foto: Instagram @natasanchezmol)

Hace unos días, la actriz Natalia Sánchez compartía una fotografía en su perfil de Instagram en la que aparecía dando el pecho al mismo tiempo a sus dos hijos: Lía, de año y medio, y Neo, nacido hace un mes. La bella imagen fue comentada por muchos usuarios de esta red social que quisieron aplaudir la normalización por parte de la intérprete de Los serrano de la lactancia en tándem, la gran desconocida.

La lactancia en tándem se produce cuando estás amamantando a un hijo, te quedas embarazada de un segundo hijo y pasas a dar el pecho a ambos al mismo tiempo. No es dar mientras la madre monta en bicicleta ni nada parecido como bromea la propia Natalia Sánchez en el texto que acompaña la imagen de ella con sus pequeños, se refiere directamente al hecho de mantener en la lactancia materna a tus dos hijos incluso durante el embarazo. Un proceso que implica algo más de complejidad y en torno al cual pueden surgirte muchas dudas a la hora de ponerlo en práctica por lo que vamos a tratar de ofrecer a continuación las respuestas necesarias.

¿Se puede dar el pecho durante el embarazo?

Es quizá la primera pregunta que le vendría a la cabeza a cualquiera que cuyo hijo esté con lactancia materna y de pronto vaya a tener un hermanito. Lo primero que debes saber es que según los expertos sí puedes continuar dando de mamar a tu hijo a pesar del embarazo. Como explica Alba Padró en uno de sus textos, no aumenta el riesgo de aborto porque “los receptores de oxitocina del útero están "desconectados" en el embarazo. Solo en el caso que sientas contracciones dolorosas o sangres cuando das el pecho es menor, por intentar todo, parar la lactancia”.

Además, no por ello el feto va a crecer menos ni tendrá menos nutrientes ya que a medida que va avanzando el periodo de gestación la cantidad va desapareciendo. Es más, el hecho de que no salga leche provoca automáticamente el rechazo de muchos niños y por tanto hace que se produzca el destete de una manera natural en bastantes casos.

¿Hay suficiente leche para ambos?

Si el destete no se produce durante el embarazo, llega el momento de plantearse qué hacer con la llegada del nuevo bebé y si es la lactancia en tándem la elección. En este caso, la duda inmediata será la de saber si ambos tendrán suficiente lecha para alimentarse de forma correcta y la respuesta es sí. Al haber más estimulación, el flujo de leche es mayor y por tanto ambos ganarán peso de forma normal in ningún tipo de problemas. Eso sí, hay que tener en cuenta que es importante poner a mamar siempre al más pequeño de los niños por mucho que sea el mayor el que esté más demandante desde la llegada de su hermano pequeño. Tal y como aclaran desde la asociación Alba Lactancia Materna en su página web, lo habitual es que la madre termine poniendo límites al mayor para que su ansiedad vaya decreciendo poco a poco.

¿Pueden contagiarse enfermedades?

No, tampoco hay evidencia científica de que exista contagio de enfermedades entre los hermanos por mamar al mismo tiempo. No será por tanto necesario asignar un pecho a cada uno de los niños porque pueden hacerlo de manera indiferente con uno u otro sin que haya riesgos.

Continúa leyendo