Entrevista a Carlos González

“Las madres tienden a sentirse culpables”

4 minutos

El último libro del doctor Carlos González, 'Lactancia materna. Preguntas y respuestas', recopila las consultas que las lectoras de Ser Padres le han hecho en los últimos años.

Carlos G.

Carlos González es un pediatra muy prolífico: atiende niños en su consulta privada de Gavà (Barcelona), redacta artículos, da charlas en casi todo el mundo, escribe libros –que son superventas y se traducen a ocho idiomas–, y a pesar de esa intensísima actividad, responde a vuelta de correo (electrónico) las preguntas que le platean las lectoras de Ser Padres. Algunas de estas consultas se publican en su último libro, Lactancia materna. Preguntas y respuestas (ed. Aguilar).

Cuando en 1996 comenzaste el consultorio de alimentación en Ser Padres se aconsejaba a las madres dar el pecho cada tres horas. Las cosas han mejorado mucho en este sentido. ¿O no?

Sí, han cambiado muchísimo. Ahora nadie dice por ahí que hay que dar el pecho cada tres horas, todo el mundo sabe que se da a demanda.

Pero, según las estadísticas, muchas madres abandonan pronto la lactancia.

El porcentaje es más alto de lo que nos gustaría pero muchísimo más bajo que hace unos años, que era prácticamente inexistente. Lo que no tenemos en España son buenas estadísticas.

Lactancia materna

Eres optimista.

A ver, había una época en la que dar el pecho más de dos meses era una heroicidad, ahora no es nada raro ver a niños que toman el pecho dos años, también sigue habiendo madres que no consiguen pasar de las primeras semanas por falta de información y de apoyo ante las dificultades, pero vamos mejorando mucho.

¿Y la introducción a la alimentación complementaria se hace de una manera más lógica?

Empieza a hacerse de una manera más lógica. La Generalitat de Cataluña ha sacado un documento que acaba con aquellos calendarios de «a los seis meses le das esto, a los siete esto, a los ocho esto otro, por la mañana los cereales». En este documento no se dice nada, de modo que entre los seis y los doce meses puedes dar al bebé cualquier alimento en cualquier momento.

¿En las charlas que impartes en el extranjero, detectas que los padres tienen preocupaciones distintas de las que tenemos aquí?

No mucho: que los niños no comen y no duermen, parece que es lo mismo por todas partes.

Y con la introducción de sólidos, ¿también expresan los mismos problemas?

Depende del país, hay países que no son tan obsesivos como nosotros, en los que hace tiempo que las madres sienten esta libertad de dar al niño lo que quiere cuando quiere, pero todavía hay muchos países donde les dicen: dale 35 g de pollo a las 13:00 h y cosas así, y están igual de angustiadas que aquí porque eso no funciona.

Otro problema en relación con la alimentación: la obesidad de los niños. En tu opinión, ¿qué habría que hacer para atajar esta epidemia?

Habría que mejorar la formación de los padres sobre alimentación, porque todavía hay mucha gente que se cree los anuncios. Y haría falta suprimir la publicidad en los programas infantiles. No está justificado que haya anuncios, que casi siempre son de comida basura, en programas dedicados a niños, y la publicidad en otros horarios tendría que limitarse mucho.

Tus consejos han dado un vuelco en el enfoque de la crianza en España, ¿éramos muy estrictos?

Pues sí. Nos empeñábamos en tenerlo todo organizado y cuando hay que seguir normas muy estrictas, si un día sin darte cuenta no sigues esas normas, te echas la culpa y acaba siendo muy angustioso.

¿Crees que las madres de ahora se sienten más culpables que nuestras madres?

Las madres tienen muchas dudas: si he cogido a mi hijo demasiado en brazos o si le he cogido demasiado poco; si le he dado suficiente comida o suficiente hierro... Las madres tienen tendencia a echarse la culpa de cualquier cosa que ocurre. Si un niño tiene una bronquiolitis e ingresa en el hospital, la pregunta no suele ser cuál será la causa, sino qué he hecho mal.

¿Cómo terminarías la famosa frase de Martin Luther King: «Yo tengo un sueño...»?

Que los padres puedan compartir más tiempo con sus hijos.

Etiquetas: alimentación del bebé, amamantar, carlos gonzález, crianza, leche materna, libros para padres

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS