Extracción de leche

La hora a la que extraes leche materna podría afectar al sueño de tu bebé

La leche materna que produces por la mañana no es la misma que produces por la noche. Por eso, si tienes que dar leche extraída a tu bebé has de tener cuidado: podrías afectar a su buen descanso.

leche materna
Fuente: iStock

No es la primera vez que os hablamos de la magia de la leche materna. Es el único alimento del mundo capaz de cambiar con las necesidades de tu bebé, así como envejecer con él. ¿A qué nos referimos? A que la leche materna cambia su composición si el pequeño o tú estáis luchando contra una infección. También lo hará a medida que crezca el niño; por tanto, la leche materna no es la misma al mes que a los seis meses de nacer.

Pero es que, además de eso, un estudio publicado en la revista J. Mammary Gland Biol Neoplasia en 2017 encontró algo mucho más importante. Una información que agradecerán, sobre todo, las mamás que se extraen leche materna para darla después. Este líquido cambia su composición dependiendo de la hora del día en la que estés. De esa manera, es capaz de producir más melanina para conseguir un sueño más placentero si estás próxima a la hora de dormir o dejar de producirla para que el bebé consiga despertar por la mañana. ¿No es maravilloso?

La leche mañanera: más cortisol

En concreto, los investigadores descubrieron que la leche materna que se extrae por la mañana tiene más cortisol que por la noche. Esta es una hormona encargada, entre otros, de ayudar al metabolismo, regular el azúcar en sangre y ayudar a la memoria; además, también podemos liberarla cuando tenemos estrés. “Las concentraciones de cortisol y cortisona fueron significativamente más altas en la leche de la mañana, en comparación con la tarde y la noche”, afirman los autores.

Parece que el estudio, en este caso, no ha asociado casos de estrés más severo en las madres con más producción de cortisol, pero sí conviene mantenerlo a raya porque podría afectar al sueño de nuestro bebé y, además, afectar a su comportamiento a largo plazo.

¿Qué pasa con la leche nocturna?

Mientras la leche diurna aumenta los niveles de cortisol, la nocturna aumenta los de melatonina, la responsable de un sueño reparador. No es nada raro: la leche materna ‘sabe’ que ha llegado la hora de dormir y hace lo posible para que el bebé descanse bien.

¿Cómo conseguir que esto no afecte al bebé?

Está claro que la investigación avisa de que es mejor dar al bebé la leche materna directamente del pecho. Pero, si tienes que extraerla por algún motivo ajeno a ti, lo mejor es que diferencies de alguna manera la leche que extraes por la mañana, por la tarde y por la noche y se la des en el momento que corresponda cada una.

Por ejemplo, tal y como proponen desde Motehr.ly, puedes etiquetar no solo la fecha de la extracción (algo que debes hacer siempre) sino también la hora a la que la has extraído, ya que una bolsa de leche materna extraída a las nueve de la mañana puede no ser la mejor opción para antes de ir a dormir porque puede impedir que el niño consiga un sueño reparador.

Es un consejo muy práctico pero es mejor que no te obsesiones con ello porque, independientemente de la hora y lo que diga el estudio, el niño se beneficiará siempre de la leche materna.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo