Patrocinado

Leches de fórmula cuidadosas para el bebé

3 minutos

Cuando no es posible, las fórmulas infantiles lácteas suponen una alternativa. ¿Cómo se producen? ¿Qué contienen? ¿Quiénes deciden su composición?

También te puede interesar: La UE prohíbe las fotos de bebés en la leche de fórmula
leche formula

Durante siglos, el único modo de alimentar a los bebés cuando sus madres no podían darles el pecho era contratando los servicios de un ama de cría o alimentarlos con leche de vaca, difícil de digerir por los lactantes. En 1867 apareció un compuesto elaborado con leche de vaca, harina y azúcar, del que se eliminó el almidón y el ácido de la harina para que los bebés pudieran digerirlo con más facilidad. Había nacido la primera fórmula láctea infantil apta para la nutrición de los bebés.

Una fórmula adecuada para el bebé

Desde entonces hasta hoy, los avances en la composición de las fórmulas infantiles han dado lugar a productos que contienen todos los nutrientes que el bebé necesita para su desarrollo normal:

  • Proteínas. Contribuyen a la formación de estructuras corporales y celulares, además de favorecer la digestión y absorción de las grasas y proteger ante determinadas bacterias.
  • Hidratos de carbono. Proporcionan al bebé toda la energía que necesita y la fibra que facilita el tránsito intestinal. El principal es la lactosa, que favorece la absorción de minerales.
  • Grasas. Aportan energía y suministran ácidos grasos esenciales (Omega3 y Omega6), necesarios para el organismo y que sólo pueden obtenerse mediante la alimentación. También son el vehículo para vitaminas como la A, D,
    E y K.
  • Vitaminas. A, C, E, B1, B2 y B3, entre otras, todas ellas esenciales para diferentes reacciones químicas del organismo y el desarrollo normal del bebé.
  • Minerales. Contribuyen a la formación de huesos y dientes y regulan el metabolismo. Los principales son calcio, potasio, hierro, magnesio, yodo, fósforo, sodio, zinc, cobre…

Supervisión científica

Instituciones científicas como la American Academy of Pediatrics (AAP), la European Society of Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition (ESPGHAN) y el Comité Científico de Alimentación de la Comisión Europea han establecido unos requerimientos en la composición de las fórmulas infantiles que garantizan la correcta nutrición del bebé. También han clasificado estos compuestos en dos grandes grupos:

  1. Fórmulas de inicio o preparados para lactantes. Cubren las necesidades nutricionales del lactante hasta alcanzar los 6 meses.
  2.  Fórmulas de continuación o preparados de continuación. A partir de los 6 meses de vida, el bebé puede continuar con la lactancia materna o bien comenzar a alimentarse con fórmulas de continuación, a la vez que se van introduciendo nuevos alimentos en su dieta. Mientras que la composición de las fórmulas para lactantes y preparados de continuación, estén reguladas por ley, no existe ninguna disposición específica para las denominadas fórmulas de crecimiento.

Por otra parte, a partir del año de vida y hasta los 3 años, existen los denominados preparados lácteos de crecimiento, que aportan los nutrientes necesarios ajustados a la capacidad absortiva del niño.

Proceso de elaboración

elaboracion leche formula

El compromiso de Novalac

En su proceso de fabricación, las fórmulas infantiles Novalac, utilizan materias primas de la máxima calidad que se procesan de modo que la higiene y la seguridad estén garantizadas, así como la calidad del producto final (todos los procesos llevados a cabo en la fabricación de las leches Novalac se realizan conforme a la normativa internacional ISO 9001:2000).

Etiquetas: leche materna

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS