Lactancia y comportamiento

Los niños que toman leche materna se portan mejor

Los niños que han tomado leche materna durante al menos cuatro meses tienen menos problemas de comportamiento cuando son mayores que los que tomaron solo leche artificial.

La lactancia materna influye en la actitud futura del niño

La lactancia materna influye en la actitud futura del niño. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio realizado entre más de 10.000 madres e hijos en el Reino Unido.

Los niños que tomaron el pecho durante al menos sus primeros cuatro meses de vida tienen una actitud más positiva y pacífica que aquellos que se alimentaron solo con leche artificial. Los resultados son independientes de factores como la edad de la madre o el nivel socioeconómico.

El equipo de investigadores de las Universidades de Oxford, Essex, York y del University College London que ha realizado este estudio contó con la participación de 10.037 madres e hijos (512 de ellos prematuros). Solo el 29% de los que nacieron a término y el 21% de los prematuros fueron amamantados durante cuatro o más meses.

Cuando los niños cumplieron cinco años les sometieron a un cuestionario para evaluar cómo se portaban. Los niños que se habían alimentado con leche artificial tenían más problemas de comportamiento como ansiedad o hiperactividad, mentían más y tenían peor relación con los padres que los que disfrutaron de al menos cuatro meses de lactancia materna.

En concreto, el 16% de los niños que tomaron leche artificial eran problemáticos, frente al 6% de los que recibieron lactancia.

¿Por qué? Ácidos grasos y vínculo

Las causas de estas diferencias no están claras, pero los autores indican que podría deberse a que 'la leche materna contiene muchas cantidades de ácidos grasos poliinsaturados esenciales, factores de crecimiento y hormonas que juegan un importante papel en el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso central'.

Hasta hace una década las leches adaptadas infantiles no contenían estos ingredientes. Añadirles suplementos con ácidos grasos es relativamente reciente y aún no se sabe a ciencia cierta su eficacia.

Otra posible explicación que señalan los investigadores es que 'el acto de amamantar crea una relación especial entre la madre y su bebé, mayor interacción entre ambos que puede influir en la posterior actitud del niño'.

El estudio ha sido publicado en: Archives of Disease in Childhood

 

Etiquetas: lactancia, leche artificial, leche materna, problemas de disciplina, vínculo madre e hijo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS