Consulta de una madre preocupada

Mi bebé de 11 meses no sabe comer solo, ¿qué hago?

¿Con once meses no sabe beber ni comer solo? ¿Todo lo come triturado? El experto en alimentación Carlos González te dice qué hacer.

alimentación bebé

A la redacción de Ser Padres llegó esta consulta sobre alimentación de Antonio y Tamara, unos padres preocupados:

“Nuestro bebé, de once meses, no sabe beber de un vaso ni usar la cuchara, tenemos que darle la comida. Además, solo quiere alimentos triturados, cuando le damos trozos de fruta o patata machacada con el tenedor se atraganta y vomita”.

Nuestro experto en alimentación, Carlos González, responde:

  • Tu hijo sabe comer solo. Tiene once meses: cualquier niño de seis meses, y menos, se lo lleva todo a la boca. ¿Acaso nunca se ha chupado el dedo, no ha chupado las llaves del coche ni ha chupado un juguete? ¿Nunca habéis tenido que sacarle de la boca un trozo de papel reblandecido? ¿Os sentís tranquilos porque sabéis que no se le ocurrirá meterse en la boca botones o piezas pequeñas?

  • Tu hijo puede llevarse la comida a la boca. Si no lo hace, lo más probable es que sea porque no quiere comer, y es primordial respetarle y no intentar que coma ni un bocado más de lo que él quiere.

  • Es posible que no sepa usar el vaso y la cuchara porque no haya  tenido oportunidad de hacerlo. Compradle un vaso normal, abierto (no de pico), de plástico, con dos asas. Ponedle un poco de agua y dejadlo delante de él para que haga pruebas, veréis que en pocos intentos domina la técnica.

  • También puede aprender a usar la cuchara, pero como es mejor que en vez de comer purés tome comida a trozos, lo que necesita usar es el tenedor o los dedos. Al principio podéis ayudarle pinchando la comida, para que vea cómo se hace, pero luego ponedle el tenedor en la mano para que sea él quien se lo lleve a la boca.

  • Ofrecedle la comida cortada en trozos, si no se los come, no será porque no sabe, sino porque no quiere. Por supuesto que se atragantará, pero no tiene importancia (atragantarse no es asfixiarse). Si es él quien se lleva la comida a la boca se atragantará menos que si se la metéis vosotros.

Como un pajarito

A los niños les gusta alimentarse por sí mismos. Cuando no se lo permiten para evitar que se pongan perdidos, acaban volviéndose pasivos: se limitan a abrir la boca como hacen las crías de pájaros para que su madre les meta la comida dentro.

Dr. Carlos González es pediatra, autor de Mi niño no me come y Un regalo para toda la vida (Ed. Temas de Hoy).

Continúa leyendo...

COMENTARIOS