Patrocinado

¿Nos vamos de vacaciones? Consejos prácticos para organizar las comidas de tu bebé

Llegan las primeras escapadas con tu bebé y seguro que como todos al principio estáis agobiados con las comidas y meriendas del bebé. ¡Tenemos las soluciones más prácticas y sanas para poder transportar sus purés y papillas!

hero

Las próximas vacaciones, ¡no te quedes en casa! Desempolva las maletas, elige un buen porteo para el bebé y atrévete a salir de aventuras con la familia. Como padres, la alimentación de nuestros hijos es una de las preocupaciones principales, más aún cuando salimos de nuestro país y nos acechan miles de dudas.

Si vuestro bebé se alimenta exclusivamente de leche materna no vais a tener ningún problema, su comida está siempre lista y en su punto.

Sin embargo, si toma leche de fórmula os aconsejamos tener en cuenta varias cosas:

  • Llevad la cantidad suficiente de leche para el viaje de ida, de vuelta y la estancia en el destino. ¡Ojo! Mejor llevarla en cabina si viajáis en avión.
  • Otra opción puede ser comprar leche de fórmula en el destino. Os recomendamos comprobar si vuestra marca de leche se vende donde vais. ¿Sabías que hay marcas internacionales de leche de fórmula que se venden prácticamente en todo el mundo? Asesórate en la farmacia o busca tu marca en la web de los supermercados locales. Por último, aprende vocabulario específico en el idioma del destino de tu viaje sobre la alimentación del bebé y de esa forma los locales podrán orientarte.
  • Como tendréis que calentar el biberón es muy práctico llevar un termo con agua caliente para hacer la mezcla con la leche en polvo. Un buen truco si vais a desplazaros mucho en coche es conseguir un calienta biberones que tenga adaptador para el mechero del coche.

Vacaciones con el bebé a partir de los 6 meses

Cuando el bebé tiene 6 meses y hasta el año se comienzan a introducir los primeros alimentos sólidos. Si tu viaje coincide con este período, hay algunos consejos alimenticios a tener en cuenta. En una salida corta, lo más sencillo es que lleves los purés y papillas suficientes en la maleta o comprarlos directamente en la tienda online de marcas como Hero Baby para que te los lleve a tu destino de vacaciones. ¡Sin preocuparte y sin cargar! ¿Qué hacer cuando la salida es más larga? 

tarrito

Una buena opción es tirar de tarritos convencionales, por este motivo hoy queremos desmitificar la desconfianza que supone para ciertos papás estos tarritos. La calidad de los productos empleados es la máxima posible. De hecho, el Dr. Dalmau realizó un estudio 'Análisis cuantitativo de la ingesta de nutrientes en niños menores de 3 años' donde corroboró que las recetas caseras tendemos a emplear más sal de la necesaria, algo que nunca ocurre en los tarritos, donde el nivel de sodio está controladísimo. Otra de las conclusiones fueron que tarritos de marcas como Hero Baby tienen las correctas proporciones de todos los ingredientes y nutrientes, algo díficil de manejar en su casa. La razón es simple, los tarritos están preparados bajo estrictos controles sanitarios, donde analizan cada vitamina y nutriente que llega a la boca del bebé.

De viaje familiar los tarritos nos pueden ayudar a mantener sin cambios la dieta habitual de nuestro bebé. Sabemos que para la mayoría de viajeros es una auténtica delicia degustar los nuevos productos que ofrece la gastronomía local, para los pequeños puede resultar una experiencia desagradable. Además, es importante recordar que al introducir nuevos alimentos en la dieta de un niño podría surgirle alguna reacción alérgica o alguna intolerancia que hasta este momento desconocíamos y acabar en urgencias. ¡Las vacaciones, definitivamente, no son el momento para introducir novedades en la dieta del pequeño!

De viaje con niños a partir de 1 año

tarrito

A partir del año, el bebé ya puede comer de todo y es el momento de introducir hábitos saludables de alimentación. Si tenéis pensado hacer excursiones que impliquen comer fuera y con poco tiempo para la hora de la comida, una buena idea es llevar, para no tener que preocuparos de la alimentación y conservación, un tarrito como los de Hero Baby con Trocitos de Pollo con Verduras, con la cantidad adecuada de carne para un aporte de proteínas equilibrado y adaptado a las necesidades del bebé. ¡Fácil de preparar, rico y nutritivo para el pequeño!

Un buen truco para niños a partir del año es llevar tentempiés siempre a mano. ¡Pongámonos en situación! Estás en una cola larguísima a la espera de poder entrar en ese maravilloso castillo que teníais fichado cuando el peque comienza a reclamar comida. ¡Qué mejor que abrir la mochila y ofrecer a vuestro niño un puñado de frutos secos o podéis llevar bolsitas de fruta, verduras o papillas ya preparadas en envases cómodisimos como los que prepara Hero Baby

TARRITO

Es importante recordar que, según lo que coma cada uno, vamos a tener que organizar el día de paseo de acuerdo con los horarios de comida del bebé. A la hora de preparar el planinng del viaje es importante que priorices mantener las rutinas de alimentación de manera que las visitas a cada ciudad se adapten a los horarios y no al revés. Los paseos deberían organizarse respetando el tiempo necesario que los niños necesiten para comer, además de asegurar que puedan disfrutar de un menú equilibrado. De esta manera, los niños se sentirán cómodos y podrán divertirse con cada novedad que descubran en el camino.

¿Y para calentarlo?

Ya sean envasados o hechos en el apartamento de vacaciones, cuando llega la hora de comer de vuestro peque, lo primero es calentar su comida. Solemos pensar que allá donde comamos nosotros nos podrán calentar el puré, sin embargo depender de un microondas ajeno puede volverse en vuestra contra. En Reino Unido, por norma de los establecimientos no te calientan en sus instalaciones comida que hayan traído los clientes por riesgo de contaminación hacia otras personas. Lo mejor, para no depender de un microondas es:

  • Al igual que con los bibes, podéis llevar un termo con agua caliente donde se sumerge el potito y aguanta calentito toda una mañana, así no tenéis que depender de encontrar un microondas.
  • Podéis usar un calienta bibes también para los tarritos convencionales, solo necesitaréis un enchufe.

¡A disfrutar sin complicaciones!

CONTINÚA LEYENDO