Patrocinado

¿Por qué es importante no dar azúcar a los bebés?

Acertar con la alimentación de nuestros hijos pasa por saber leer e interpretar las etiquetas nutricionales de los productos con los que les alimentamos.

blevit

¿Te preocupa la dieta de tu bebé? ¿Quieres acertar con los alimentos que le das pero no sabes cómo hacerlo? ¿Tienes claro que un exceso de azúcar no es bueno para su equilibrio nutricional, ni para el control de su peso, ni para la lucha contra las caries pero no sabes cómo calcularlo? Entonces es imprescindible que sepas leer e interpretar las etiquetas nutricionales de los alimentos que les das. ¿Sabes hacerlo? Te contamos cómo.

Lo primero que has de tener en cuenta es que en las etiquetas nutricionales de los alimentos que elijas para tu bebé no figuren azúcares añadidos. Es más, de toda la información que hay en esas etiquetas debes centrarte en el listado de ingredientes principales y en la tabla nutricional. Ambas cosas nos aportarán los datos suficientes para saber si el producto cumple o no con nuestras expectativas.

Ten muy presente que la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, en sus siglas en inglés) recomienda utilizar en la alimentación complementaria alimentos sin azúcares añadidos, no solo por la repercusión sobre la salud a corto plazo sino también porque favorece el consumo de este tipo de compuestos en etapas posteriores.

Otra de las cosas que debes tener en cuenta es la porción o toma y el porcentaje del valor diario recomendado. Este último nos dice la cantidad de nutrientes presentes en la porción de alimento respecto a las necesidades diarias totales. Por ejemplo, si la etiqueta menciona el 15% de calcio significa que una porción le proporciona el 15% del total del calcio que necesita por día.

Hidratos de carbono

Eso sí, ten cuidado porque los cálculos no son los mismos con los azúcares y con los azúcares totales y tampoco con los hidratos de carbono. La palabra azúcar a nivel de etiquetado engloba a todos los monosacáridos y disacáridos que contiene el producto, y no hay que confundirla con la sacarosa, que es el “azúcar” concreto con el que se elaboran los terrones, de gran capacidad cariogénica.

Por su parte, los hidratos de carbono también se llaman carbohidratos, glúcidos o azúcares y por tanto el análisis nutricional de hidratos de carbono totales engloba desde el contenido de azúcar hasta el de almidones por lo que hay que leer bien la tabla para evitar malas interpretaciones.

Ahora bien, cuando te encuentres con un producto etiquetado “sin azúcares añadidos”, significa que no se ha añadido ningún monosacárido ni disacárido al alimento en cuestión.  Sin embargo, si los azúcares están de forma natural presentes en el alimento éstos se indican con la frase “contiene azúcares naturalmente presentes”.

Otra cosa que debemos tener muy en cuenta es que el hecho de hacer la guerra al azúcar no significa que debamos también hacérsela al resto de hidratos de carbono, sobre todo los complejos y la fibra alimentaria, ya que son necesarios para el crecimiento y desarrollo, tienen la función primordial de aportar energía y deben constituir la base de la alimentación.

Teniendo en cuenta todo lo anterior la industria alimentara está mejorando la composición nutricional de muchos de sus productos. Algo que puede ayudar a reducir las tasas de sobrepeso entre la población infantil.

De hecho cada vez hay más alimentos/productos en el mercado dirigidos a la población infantil a los que se les han eliminado los azúcares añadidos o se ha sustituido su contenido de azúcar por otro compuesto más adecuado.

En este sentido, las empresas de alimentación infantil entre las que se encuentra Laboratorios Ordesa como un referente están realizando un esfuerzo para adaptar sus productos a las recomendaciones de los organismos nacionales e internacionales respecto a la dieta de los más pequeños.

papilla Blevit

Un claro ejemplo ha sido que este año 2018 se ha lanzado al mercado una nueva generación de papillas Blevit con 0% azúcares añadidos, un contenido mucho menor de azúcares totales y con cereales integrales. 

En concreto, los productos de Blevit tienen hasta un 73% menos de azúcares y no tienen azúcares añadidos. Es más, Blevit aporta el porcentaje de valor diario de nutrientes necesario en una dieta saludable recomendable para el bebé.

Más información en Blevit 

CONTINÚA LEYENDO