Amamantar al recién nacido

¿Qué significa dar el pecho a demanda?

2 minutos

Si estás dando el pecho a tu recién nacido, o si quieres dárselo cuando nazca, te habrán dicho que debe ser a demanda. ¿Qué significa eso exactamente?

También te puede interesar: Consejos para el inicio de la lactancia en vídeo
lactante

“A demanda” no significa “cada vez que llora”. Porque por una parte, el bebé no solo llora por hambre; si ha mamado mucho y está engordando, puede que llore por otra cosa.

Por otra parte, el bebé ya tiene hambre antes de ponerse a llorar. Puede que solo pasen unos minutos, pero pasa un tiempo desde que el bebé tiene hambre hasta que se desespera tanto como para llorar. Antes habrá mostrado los signos precoces de hambre: hacer ruiditos, moverse, mover la cabeza como buscando, mover los labios como chupeteando, chuparse la mano... el simple cambio en el nivel de actividad (pasar de dormido a despierto, o de quieto a agitado) pueden ser signo de hambre.

Los primeros días, mamá no debe esperar a que el bebé llore, debe ponerlo al pecho a la menor sospecha.

Porque lo de “a demanda” tiene una excepción: cuando el bebé pierde peso, o gana demasiado poco, puede estar tan débil que duerme mucho y casi no llora. Entra en “modo ahorro de energía”, y se produce un círculo vicioso: el que no llora, no mama, y cada vez está más débil.

Por eso, aunque a las mamás les asustan los bebés que lloran mucho, a los pediatras nos asustan más los que lloran poco. De vez en cuando encontramos a un bebé de quince días cuya madre está muy tranquila “mama muy bien, se queda satisfecho, es un niño muy bueno...”, y al pesarlo viene el gran susto: 200 o 300 gramos menos que al nacer.

Él sabe cuánto mamar

Así que ante un bebé que pierde peso o que está enfermo no basta con esperar a que demande, sino que hay que ofrecer el pecho activamente. Y todos los recién nacidos pierden peso, por lo que siempre hay que ofrecerles a menudo. Convendría que mamasen al menos 10 o 12 veces en 24 horas.

Si un bebé mama menos, y no quiere más, y está engordando, pues vale, él sabrá lo que necesita.

Excepcionalmente, algunos recién nacidos engordan normalmente con apenas seis tomas al día. Pero hay que comprobar el peso antes de quedarse tranquila.

Etiquetas: alimentación del bebé, dar el pecho, lactancia, lactancia a demanda, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS