Alimentación

Sanidad aconseja limitar el consumo de acelgas, espinacas y borrajas en niños menores de 3 años

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria ha actualizado las recomendaciones sobre el consumo de acelgas, espinacas y borrajas en los bebés y niños menores de 3 años debido a que presentan una alta cantidad de nitratos, que pueden ser perjudiciales para su organismo.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha actualizado las recomendaciones de consumo de acelgas, espinacas y borrajas en los bebés y niños menores de 3 años con el objetivo de disminuir la exposición a los nitratos presentes en las mencionadas variedades de hortalizas de hoja.

¿Qué son los nitratos y por qué son peligrosos?

Los nitratos son compuestos que el metabolismo de las plantas genera de manera natural y acumula sobre todo en las partes más verdes. Por esta razón, los cultivos de hoja presentan mayores concentraciones de estos contaminantes.

El riesgo para bebés y niños muy pequeños radica en la forma de metabolizar estos nitratos en edades tempranas. La metabolización da como resultado nitritos que complican el transporte de oxígeno a través de la sangre y hasta los tejidos y pueden originar una enfermedad comúnmente conocida como el 'Síndrome del bebé azul'. Recibe este nombre porque entre sus síntomas destaca la tonalidad azul que adquiere la piel del bebé debido a la falta de oxígeno en los tejidos.

Actualización en las recomendaciones de la Aesan

Los cambios principales con respecto a las recomendaciones de la Aesan en 2011 pasan por la inclusión de las borrajas en el grupo de alimentos que no se recomienda antes de los 3 años de vida; también la reducción de las cantidades que pueden tomar los niños más pequeños de acelgas y espinacas.

La Aesan mantiene la recomendación de no incluir las acelgas y las espinacas en la dieta de los bebés durante su primer año de vida. En el caso de incluirlas, aconseja que en bebés de 3 a 6 meses, el contenido de estos dos vegetales no sea mayor de 25 gramos al día, en niños de 6 a 12 meses no debe superar los 35 gramos al día.

Por su parte, la Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda no introducir en los purés de los bebés menores de un año ninguna cantidad de acelgas, espinacas o borrajas. Y en su lugar, apuestan por otras opciones de vegetales con menor cantidad de nitratos como la judía verde, la patata, la zanahoria o el calabacín.

En la nueva actualización y respecto a los menores de entre 1 y 3 años, la Aesan reduce la cantidad de espinacas y/o acelgas al día de una ración a media ración a partir de ahora. Eso sí, mantienen la petición de no ofrecer estas hortalizas a niños con infecciones bacterianas gastrointestinales.

La borraja en cambio, es un NO rotundo para Aesan y aconseja no ofrecerla antes de los 3 años de vida sin excepción alguna. La razón es que han encontrado que es uno de los vegetales que presenta niveles más altos de nitratos.

Congelar y cocer las verduras

Para reducir la presencia de estas sustancias perjudiciales conocidas como nitratos, el texto de Aesan incluye recomendaciones tan importantes como no mantener a temperatura ambiente las verduras cocinadas (enteras o en puré). Según informan desde la agencia, hay que conservarlas siempre que se vayan a consumir en el mismo día en el frigorífico y sino, debemos de congelarlas. Además, tenemos que lavar y cocer bien las verduras y después desechar el agua resultante para ayudar a disminuir la presencia de nitratos.

Continúa leyendo