Lactancia materna

Si doy el pecho, ¿por qué enferma tanto mi bebé?

Una lectora nos cuenta que su hijo de nueve meses “lleva dos bronquitis seguidas” y se pregunta cómo es posible si da el pecho desde el primer día "y se supone que la lactancia le protege de todo".

También te puede interesar: Cómo iniciar la lactancia materna con éxito
Lactancia

Es una pregunta recurrente, ¿no dicen que la leche materna tiene defensas que pasan al bebé? Sin embargo, como este bebé de nueves meses con dos bronquitis seguidas, todos hemos visto a niños alimentados con biberón más sanos que un roble y bebés de pecho con más tendencia a enfermar. Nuestra lectora continúa diciendo que ella siempre ha defendido la lactancia “a capa y espada” pero que frente a ciertos argumentos de amigas que no dan el pecho, no sabe qué contestarles. “Nos dicen que la lactancia materna es la panacea, que es el mejor regalo que podemos hacer a nuestro hijo. Casi tienes la sensación que si no le das el pecho estás condenándole a una vida llena de enfermedades. Y luego te das de bruces con la realidad. ¿Esto tiene sentido?”, se pregunta.

Pues sí, tiene sentido. Y sí, la lactancia materna es lo mejor para el bebé. Y para contestar a este “contradicción”, como ella lo llama, nadie mejor que nuestro asesor en lactancia, el Dr. Carlos González.

“Desde luego que la lactancia no es milagrosa”, dice, “por eso insisto en mis libros en no empezar con “ventajas de la lactancia”. Todas las supuestas ventajas son estadísticas: sabemos que si un millón de niños toman pecho, estarán más sanos que un millón de niños que tomen el biberón. Pero a nivel individual todo eso no sirve de nada; las enfermedades se cogen por mala suerte, y al que le toca le toca, y aunque todos los niños tomasen el pecho no solo seguiría habiendo bronquitis, sino también meningitis, neumonía, escarlatina, leucemia y síndrome nefrótico”.

Dar el pecho porque protege es un error

El Dr. Carlos González continua con su argumento: “creo que es un error dar el pecho porque protege contra las enfermedades, porque entonces puede ocurrir lo que le pasa a usted: que está decepcionada. ¿Por qué no dice “estoy decepcionada con los zapatitos, le puse a mi hijo zapatitos y ha cogido dos bronquitis”, o “estoy decepcionada con la cuna, mi hijo duerme en la cuna y ha cogido dos bronquitis”? Pues porque jamás le pasó por la cabeza que los zapatitos o la cuna sirvieran para proteger a su hijo contra nada. Y por eso tampoco se le pasa por la cabeza tirar la toalla y abandonar la cuna o abandonar los zapatitos. Son cosas que no tienen nada que ver”.

A decir verdad, todo esto no contradice que la lactancia materna sea lo mejor para el bebé y que tenga múltiples beneficios como estos, ¿no?

Etiquetas: bronquitis, carlos gonzález, enfermedades, lactancia, salud del bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS