¿Y si no quiere mamar?

Solo quiere tomar biberón

Algunas madres que acaban de tener un bebé se pueden encontrar con el problema de que su hijo no quiere mamar o que coge el pecho y lo deja enseguida. ¿Por qué ocurre esto? Nuestro experto en alimentación infantil, Carlos González, nos explica qué hacer en estos casos.

Solo quiere tomar biberón

Si tu hijo se coge al pecho pero lo suelta enseguida, pueden ocurrir tres cosas:

  • Que ya haya acabado de mamar,
  • que esté mal colocado y por eso no puede mamar bien
  • o que haya algo en el pezón que le moleste (como desodorante o crema).
También te puede interesar:

¿Por qué no maman bien algunos bebés?

Muchos niños no maman bien porque se les coge como para darles un biberón:

  • Para tomar el biberón el bebé debe tener la cabecita en el codo de la madre y estar boca arriba.
  • Pero para mamar tiene que tener la cabeza justo delante del pecho, en medio del brazo de la madre, de modo que el pezón le queda a la altura de la nariz, y todo su cuerpo esté de cara a la madre, tocando barriga con barriga.

¿Y si no se quiere acercar al pecho?

  • Cuando no se quieren ni acercar al pecho suele dar buen resultado hacer como si volviera a nacer: después de darle la leche (si tiene hambre se pone nervioso y es peor) meterse con él en la cama, desnuda de cintura para arriba y él solo con pañal.
  • Puedes poner su cabeza entre los pechos y abrazarle.
  • Al cabo de media o de una hora muchos niños van solitos hacia el pezón y se ponen a mamar.
  • Si tu hijo no lo hace, puedes volver a intentarlo en otro momento. Lo que no conviene es forzarle a coger el pecho, porque se acordará del disgusto y la próxima vez tampoco querrá.

Dr. Carlos González, pediatra especializado en alimentación y lactancia materna.

CONTINÚA LEYENDO