Sal de dudas

Tatuajes y lactancia materna: ¿son compatibles?

No existe la garantía absoluta de seguridad porque tampoco la tienen las personas no lactantes que se tatúan la piel, pero el riesgo es “leve”.

No existen estudios 100% concluyentes hasta la fecha sobre los riesgos potenciales de tatuarse la piel durante la lactancia materna. Pero, siempre con la precaución que conlleva una cuestión así, las voces autorizadas en la materia consideran que el “riesgo es bajo”.

Así lo valora el equipo médico de e-lactancia, portal médico especializado en lactancia materna y compatibilidades recomendado incluso por entidades como el Comité de Nutrición y Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP). “Aunque los pigmentos y sustancias que se inyectan en el tatuaje pueden ser tóxicos, quedan retenidos bajo la piel y no pasan a sangre, por lo que tener un tatuaje antiguo o realizarse uno durante la lactancia, no la contraindica siempre que se cumplan las normas higiénico-sanitarias que aseguren la no transmisión de enfermedades infecto-contagiosas”, afirman. 

El citado Comité de Lactancia, por su parte, asegura que “No hay problemas con la lactancia y los tatuajes”. En todo caso, añade, “no habría problema con las tintas ya que quedan en la piel y no se absorben. El problema sería la seguridad en cuanto a transmisión de enfermedades infecciosas, pero esto se tiene que tener en cuenta siempre, y por eso hay gente que refiere que se deje el tatuaje para después de terminar la lactancia”.

Prohibidos los tatuajes en los pezones

Lo que a todos luces está desaconsejado, y en ello inciden también desde e-lactancia, son los tatuajes en los pezones durante la lactancia. “No se aconseja el tatuaje en el mismo pezón por el riesgo de que el lactante pueda llegar a absorber pigmentos que sean tóxicos”, señalan. Y del mismo modo, tampoco es aconsejable la eliminación de tatuajes durante esta etapa mediante la técnica del láser. El motivo, apuntan desde e-lactancia, es que “disgrega los pigmentos del tatuaje que pasan a linfa y sangre y podrían llegar a leche, por lo que sería prudente esperar a acabar la lactancia según el tipo de pigmento a eliminar”. 

Sí son compatibles, según las mismas fuentes médicas, las cremas anestésicas, antisépticas y antiinflamatorias que se utilizan antes y después de tatuar la piel, y como sabes, también son aptos para el consumo durante la lactancia medicamentos para limitar el dolor como el paracetamol. 

Riesgo leve

Sin embargo, debido a esa ausencia de seguridad total al respecto de los riesgos del tatuaje en mujeres lactantes, para prevenir, muchos profesionales del tatuaje aconsejan esperar o incluso rechazan tatuar a una cliente que esté dando el pecho. 

En todo caso, aunque el riesgo es “poco probable o leve” de tatuarse durante la lactancia según la comunidad médica, es fundamental asegurarse de que el estudio de tatuaje escogido cumple todas las medidas higiénicas requeridas, y también es aconsejable consultar con tu médico para que puedas obtener una opinión cercana de peso que además conoce tus circunstancias médicas concretas. Estas últimas podrían contraindicar que te tatúes la piel si modifican el riesgo que supone hacerlo para ti por aquellos motivos de salud que te afecten de manera exclusivas a ti. 

Continúa leyendo