Lactancia y parto múltiple

Consejos para afrontar la lactancia con dos bebés

Hay un montón de datos interesantes que quizás no sepas sobre la lactancia y la producción de leche de la madre. Una vez que tengas conocimientos de ellos, te facilitarán mucho la lactancia en caso de haber tenido un parto múltiple (e, incluso, si solo tienes un bebé).

La OMS recomienda la lactancia materna hasta los dos años de vida, aunque la elección de practicarla queda en la mamá. Y es que, los beneficios de este tipo de alimentación son muchos tanto para el lactante como para la mujer que da el pecho. Para el primero, entre otros, refuerza su sistema inmunológico. Para la madre, además, es una fuente de la hormona de la felicidad y le sirve para establecer un vínculo de unión muy fuerte e inquebrantable con su pequeño.

Sin embargo, comenzar con ella no es del todo sencillo para todas las mujeres: algunas tienen problemas con el dolor, la mastitis, con el agarre del pequeño o, el más común: la baja producción de leche. Un problema que se ve agravado, además, si tienes un parto múltiple.

Por eso, desde Medela, nos han contado un montón de datos interesantes que, después de saber, te ayudarán a establecer una mejor lactancia con gemelos y mellizos. ¿Te adelantamos algo? Tienen que ver con la producción natural de leche y con cómo conseguir que ninguno de los bebés se quede con hambre.

La lactancia es un proceso de oferta y demanda

Uno que ya conocíamos, al menos de lejos, es que la lactancia es un proceso de oferta y demanda. ¿Qué quiere decir esto? Que tu cuerpo producirá la cantidad de leche que demande tu bebé. Es decir, cuanto más demande, más producirá. Y esto está muy relacionado con el destete: hasta que no te decidas a acabar con ella, tu cuerpo seguirá produciendo leche (aunque tu bebé tenga dos, tres o cuatro años).

Un solo bebé suele beber, de media, unos 314 ml de leche diarios y, por tanto, está será más o menos la cantidad diaria producida. También puede darse el caso de que produzcas más leche de la demandada. En ese caso, puedes formarte tu propio banco de leche en casa (aquí te contamos los pasos a seguir) y guardar ese sobrante para cuando tu cuerpo deje de producir o para un momento en el que no puedas dar el pecho personalmente.

Cuando hablamos de un parto múltiple, entre ambos niños suelen beber, de media, tres litros diarios. Y, claro, las mamas producirán mucha más leche.

Pero, atenta, aquí viene un dato interesante: no siempre tenemos la misma cantidad de leche en los dos pechos. Es decir, puede que tu cuerpo produzca tres litros, pero los distribuya de manera diferente entre ambas mamas. ¿La solución? Tienes que alternar los pechos a la hora de dar de mamar a los dos bebés.

De esta manera, ninguno de los dos se quedará con hambre y, de haber uno que demande más que el otro, será el primero el que estimule más producción para seguir con la lactancia sin problema.

Otros trucos para establecer una lactancia correcta en un parto múltiple

Desde Medela, además, nos han dado otros consejos para asegurarte de dar correctamente el pecho en un parto múltiple:

  • Logra una buena postura para que el bebé se agarre bien al pecho.
  • Pide ayuda a familiares y amigos para que te ayuden en las tomas
  • Hazte con algún dispositivo que estimule la producción de leche (como un extractor doble)
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo