Salud

El 25% de los niños tiene dermatitis atópica

En un 60% de los casos la dermatitis atópica se desarrolla en el primer año de vida y suele resolverse en la edad adulta.

El 25% de los niños tiene dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que padece hasta un 25% de la población infantil y un 2-3% de la población adulta.En un 60% de los casos se desarrolla a lo largo del primer año de vida y suele resolverse en la edad adulta.

También existen casos en los que aparecen las lesiones solo en pacientes adultos sin haber tenido previamente lesiones en la infancia. En cualquier caso, el doctor Jose Luis López Estebaranz, miembro del consejo asesor de Dove Med y experto en dermatitis atópica, nos ayuda a entender esta enfermedad.

  • La dermatitis atópica causa brotes recurrentes con lesiones con enrojecimiento, sequedad, exudación, costras y engrosamiento de la piel. Son lesiones que producen picor y ocasionan un importante malestar al paciente. Además, estos pacientes pueden desarrollar con más frecuencia rinitis alérgica, asma y alergias alimentarias. Son casos en lo que se habla de marcha atópica.
  • En el desarrollo de la dermatitis atópica intervienen factores de predisposición genética, factores ambientales y alteraciones inmunológicas.
  • El 70% de los pacientes con dermatitis atópica tienen antecedentes familiares de atopia. Se ha observado que el riesgo de desarrollar la enfermedad aumenta entre 2 y 3 veces si uno de los padres es atópico, y entre 3 y 5 veces si los dos padres son atópicos.
  • Otro factor que también se ha identificado como relevante a la hora de desarrollar dermatitis atópica es la presencia de mutaciones en el gen de la filagrina, y es que cerca del 60% de los pacientes con esta enfermedad presenta mutaciones en dicho gen. La filagrina es una proteína presente en la epidermis y es fundamental para mantener la integridad de la barrera cutánea de la piel. La filagrina interviene en la producción del factor natural humectante de la piel y ayuda a mantener el pH, entre otras funciones. Al carecer de esta proteína los pacientes con esta mutación tienen alterada la barrera epidérmica cutánea.

¿Cómo se diagnostica la dermatitis atópica?

A la hora de diagnosticar la dermatitis atópica, el dermatólogo revisa el tipo de lesiones, la forma de presentación y la evolución de éstas. La severidad de la dermatitis atópica viene determinada por la intensidad de las lesiones y la repercusión en la calidad de vida de los pacientes que la padecen.

Es importante evaluar la influencia de la enfermedad en la calidad de vida del paciente y sus familiares. Se ha comprobado que más del 60% de los niños con dermatitis atópica tienen alteraciones en el sueño. En algunos casos, también pueden llegar a asociarse a esta enfermedad alteraciones conductuales como el déficit de atención e hiperactividad o incluso la depresión. A la hora de tratar con los pacientes es importante tener en cuenta todas estas repercusiones para instaurar el tratamiento más adecuado y dar el soporte necesario.

Hoy en día disponemos de múltiples terapias para tratar la dermatitis atópica. Cremas con antiinflamatorios de distinta naturaleza, inmunomoduladores, fototerapia o inmunosupresores, entre otros. Según la severidad, recurrencia y características personales del paciente el manejo debe individualizarse para conseguir unos resultados óptimos.

Al ser una enfermedad en la que está dañada la barrera cutánea son fundamentales las medidas activas para restablecer la misma y mantenerla íntegra.

 

Asesores: El Dr Jose Luis López Estebaranz es Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón en Madrid, Director de DermoMedic y miembro asesor del Board de DoveMed.

Etiquetas: dermatitis bebés

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS