Posibles causas

A mi bebé le suenan las tripas: ¿por qué le ocurre?

¿A tu peque le suenan las tripas? ¿Te preguntas si es normal? Mira aquí las posibles razones por las que le está ocurriendo esto.

Cuando los padres perciben algo raro en su bebé, si no saben si es normal o no, es lógico que se preocupen, más aún si son primerizos. Por eso vamos a hablar de algo que suele ser motivo de consulta de muchos papás: los ruidos de la barriga en el bebé.

¿Es normal o debo preocuparme?

Es posible que al pequeñín a veces le suenen las tripas y que su estómago haga algunos ruidos y te hayas preguntado si esto es normal o si debe ser una razón para preocuparse.

En principio es una circunstancia bastante habitual entre los bebés y no tiene por qué ser perjudicial. Aunque a veces pueda ser el aviso de un problema digestivo, no siempre tiene que ser así. Es normal que la tripita de la mayoría de bebés haga algunos pequeños ruidos, pero si estos no vienen acompañados de dolor o llantos, no habría que preocuparse en exceso. Veamos las principales razones por las que le pueden sonar las tripas a tu bebé.

¿Por qué le suena la barriga al bebé?

  • Tiene el sistema digestivo aún muy inmaduro. Como el sistema digestivo del bebé está todavía en maduración, el trabajo del estómago y los intestinos durante la digestión puede provocar estos sonidos abdominales, también llamados ruidos hidroaéreos. En este caso, son totalmente normales.
  • Acaba de ingerir alimento. Después de alimentarse, es normal que el propio proceso digestivo produzca algunos ruidos, sobre todo tras 1 o 2 horas de haber comido.
  • Tiene hambre. Al igual que en las personas adultas, si un bebé tiene hambre, su organismo empieza a mandar señales hormonales al cerebro, este la traslada a los intestinos y es ahí cuando se producen esa especie de “rujidos” de los intestinos.
  • Padece estreñimiento o diarrea. Tanto si el peque está estreñido y está teniendo dificultad para expulsar las heces, como si está pasando por un momento de diarrea puede que su estómago reaccione con sonidos abdominales. Cuando un cambio en la alimentación puede suceder esto.
  • Tiene cólicos o gases. Los cólicos del lactante suele ser un trastorno gastrointestinal que puede ocurrir de manera fisiológica y que forman parte de su desarrollo. Puede ser que es este caso los ruidos de su estómago vayan acompañados de llantos, no hay que preocuparse, pero hay que comprobar que efectivamente se trata de eso y no de otro problema. Normalmente los cólicos ocurren cuando el bebé coge aire mientras come porque lo hace con estrés o ansia.
  • Tiene alguna intolerancia a algún alimento. Es una situación poco habitual, pero también está la posibilidad de que el bebé produzca algún ruido cuando no tolera un alimento.

¿En qué casos sí que es motivo de preocupación?

Como decimos, presentar algún sonido abdominal en principio no es alarmante. No obstante, conviene prestar atención en el caso de que el bebé tenga otros síntomas como: llantos, diarrea con o sin sangre, reflujo, vómitos, sangrado rectal, flatulencia, estreñimiento, distensión de la zona abdominal.

En estas tesituras lo más conveniente es que un especialista evalúe la situación y determine si es necesario que el pequeño reciba un tratamiento concreto. Aunque algunas no suponen un problema importante de salud sí que pueden resultar muy dolorosas para el pequeño.

Continúa leyendo