Quitar el pañal

¡Adiós pañal! Los consejos definitivos para quitarlo con suavidad

¿Cuándo es el mejor momento para empezar a quitar el pañal? ¿Se lo deberíamos explicar antes o es mejor no decirle nada e ir actuando?

El momento de quitar el pañal puede suponer una prueba frustrante tanto para el niño como para los papás.

Hasta los dos años aproximadamente, el pequeño no va a ser capaz de controlar sus funciones por sí mismo.

Cada uno tiene su tiempo y su propio ritmo. Por ello es importante comprobar que antes de quitar el pañal, está preparado para el cambio:

Adiós pañal
Foto: Istock
  • Deja de jugar o andar porque siente ganas de hacer caca o pis.
  • Comienza a ser más o menos regular en las deposiciones.
  • Mantiene seco el pañal durante al menos una hora.
  • Cuando está manchado, manifiesta incomodidad y desagrado.
  • Siente deseos de tener mayor autonomía y de empezar a usar el orinal

Generalmente, el momento de abandonar el pañal y sustituirlo por el orinal se sitúa entre los dos o tres años (para el día) y de tres a cinco para dejar de usarlo definitivamente. 

Señales de madurez del niño

Todas estas señales indican que posee ya cierta coordinación psicomotriz y que su sistema nervioso ha alcanzado un cierto nivel de madurez.

  • El niño comienza a adquirir mayor control de sus habilidades manuales.
  • Empieza a pronunciar cada vez mejor.
  • Sube y baja escaleras de pie.
  • Es capaz de permanecer jugando durante periodos prolongados de tiempo.

Este será pues, el momento adecuado de suprimir el pañal.

Acciones a evitar con los niños

  • Nunca utilizar el castigo en caso de algún “escape”.
  • Cuidar el lenguaje. Un niño que tiene un “escape” no es un “cochino”.
  • No intentar que el niño muestre buena disposición en momentos de conflicto, llanto, enfado o cansancio. Lo mejor es dejarlo para otro momento más propicio y no tirar la toalla.

El mejor momento para quitar el pañal

  • Los tiempos tienen que venir marcados siempre por la disponibilidad de los padres.
  • Las vacaciones suelen ser una buena época para emprender la tarea ya que tanto el niño como los padres se encuentran más relajados y con tiempo.
  • Siempre que sea posible, conviene buscar el momento en primavera o verano cuando la temperatura es más cálida para evitar enfriamientos si el niño moja la ropa.

¿Deberíamos hacer el cambio sólo o si queremos hacer otro cambio es mejor hacerlos todos a la vez?

Lo mejor es hacer un cambio y no todos a la vez para que no se vea sobrepasado.

¿Se lo deberíamos explicar antes o es mejor no decirle nada e ir actuando?

Consejos útiles para quitar el pañal
Foto: Istock

Generalmente se empieza por el control diurno, poniéndolo cada dos horas en el orinal. Tras varios días después de utilizarlo con éxito, llega el momento de aumentar los intervalos hasta conseguir normalizar los horarios. Una vez que el pis esté controlado, será el momento de comenzar a usar el WC.

Cuando el niño haya conseguido mantener el pañal seco durante un par de semanas, se podrá retirar por las noches. Es muy importante que antes de marchar a la cama, haga pis.

El momento de retirada del pañal supone un gran cambio para los pequeños. Por ello lo mejor es tratar el tema en un ambiente relajado, sin presionarlo y siendo paciente y comprensivo.

Convierte este momento en algo divertido, como parte de sus juegos: cuéntale cuentos, enséñale a usar toallitas WC en lugar de papel para que le resulte más cómodo. Asegúrate de que el niño entiende los conceptos de mojado, sucio, pipí, wáter y hazle entender por qué hay que hacer cada acción higiénica. ¡No olvides que los padres se convierten en los referentes naturales de sus hijos!

¿Es una buena idea tener el orinal en el mismo baño que el tuyo? ¿Es importante crear una rutina o no influye?

Sí ya que los bebés actúan muchas veces por imitación. Por otro lado, es esencial crear una rutina: ir al baño antes de dormir, por ejemplo, al levantarnos…

¿Es mejor hacerlo durante el día o durante la noche, o da igual?

  • Los primeros días conviene quitar solamente durante el día hasta que no haya ningún escape.
  • Una vez logrado el primer paso, el siguiente será quitar el pañal en la siesta y por la noche.
  • No hay que dar importancia al hecho de que de vez en cuando continúe mojando las sábanas. Es normal y jamás hay que reprenderle por ello. En lugar de eso, es conveniente acostumbrarle a hacer pis antes de ir a la cama.
  • Para ayudarle, es muy útil dejar una luz encendida (o un quitamiedos) que le permita ir solo al baño en caso de despertar por la noche.

¿Qué hago si no funciona y sigue haciendo uso del mismo?

Hay que tener mucha paciencia, dar tiempo a cada niño y no presionar, parar unos días hasta volver a empezar de nuevo.

Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo