Especial Vacunas Infantiles

Argumentos de los antivacunas: razones y contrarrazones

3 minutos

Los padres que deciden no inmunizar a sus hijos esgrimen, básicamente, tres razones. ¿Qué opinan los expertos de ellas?

También te puede interesar: Carlos González: 'Los antivacunas exageran o, simplemente, inventan'
vacunas 3

Los pediatras coinciden en que los colectivos antivacunas y los padres que optan por no inmunizar a sus hijos son una minoría en España (aproximadamente el 3%). “La alta cobertura demuestra que las familias confían en sus pediatras y, también, que el problema de los antivacunas es escaso en nuestro país, salvo en zonas como Cataluña, donde hay un mayor número de iniciativas en este sentido", dice el doctor Álvarez.

Para la doctora Albañil, no se puede hablar en genérico de “antivacunas”, ya que dentro de las personas que rechazan la vacunación hay distintas opiniones y se aducen diferentes motivos que explica a continuación:

  1. "Se trata de enfermedades antiguas, ya no representan riesgo". “Hay personas que tienen la creencia de que se trata de enfermedades raras, de otras épocas y respecto a las que no tenemos riesgo de enfermar actualmente. Esto es una verdad a medias, ya que si estas enfermedades son infrecuentes se debe precisamente a que la mayoría de las personas estamos protegidas frente a ellas por las vacunas. Por otro lado, hay personas que ignoran cómo son esas enfermedades (la polio, la difteria, la rubeola congénita, el cáncer de hígado secundario a una hepatitis B…), no conocen su gravedad ni tampoco la mortalidad que producen o el riesgo que supone padecerlas”, dice la doctora Albañil
  2. “Así se inmunizan”. “Otro de los argumentos utilizados por algunas de las personas o colectivos que rechazan las vacunas es el de no administrarlas para permitir que los niños adquieran inmunidad, es decir, desarrollen la capacidad de defenderse frente a las enfermedades enfrentándose a ellas pero, sin embargo, hay patologías como el tétanos que, aunque se padezcan, no producen inmunidad y pueden volverse a sufrir. También hay enfermedades, como la poliomielitis que pueden producir el fallecimiento o dejar importantes secuelas que permanecen durante toda la vida”.
  3.  “Hay que dejar que la naturaleza actúe”. “Finalmente existen grupos que rechazan la vacunación por motivos religiosos o basados en la teoría de que no se debe intervenir o actuar sobre la naturaleza pero claro, siguiendo esta máxima, los miopes no usarían gafas, las personas morirían por una apendicitis o no habría partos por cesárea, por ejemplo. Como médico, y según toda la documentación científica disponible, todos estos argumentos carecen de fundamento demostrable”, apunta la doctora Albañil. De la misma opinión es el doctor Álvarez, para quien los argumentos que manifiestan estos colectivos y grupos en la mayoría de las ocasiones no son ciertos: “No se basan en estudios científicos y sí en repetir una mentira 1.000 veces para que parezca una verdad, aunque siga siendo una mentira, algo que da publicidad en los medios de comunicación, ya que siempre vende más una noticia negativa que una positiva”.

Para la AEV son mensajes difrazados de pseudociencia

La Asociación Española de Vacunología (AEV) emitió un comunicado coincidiendo con el caso de Olot (el primero de difteria diagnosticado en España desde hace 28 años) en el que se advertía a los padres de que “los mensajes antivacunas que les llegan están disfrazados de pseudociencia, sumándose además elementos difusos como los intereses económicos o la falta de transparencia en las decisiones”.

 

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS