Bebés prematuros

Aumenta la supervivencia de los niños prematuros

Un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association pone de manifiesto un incremento en la supervivencia y calidad de vida de los niños prematuros a lo largo de los últimos 20 años.

También te puede interesar: 20 consejos para los padres de niños prematuros
Aumenta la supervivencia de los niños prematuros en los últimos 20 años

Para colocar en contexto los resultados del estudio publicados en el Journal of the American Medical Association debemos hablar primero de que se considera prematuro a todos aquellos niños que ven la luz antes de la semana 37 de gestación.

Dependiendo de la semana gestacional en la que nazcan se clasifican en tres grupos:

  • Prematuros: cuando el parto se sucede entre las semanas 32 y 37 del embarazo.
  • Muy prematuros: si el nacimiento ocurre entre las semanas 28 y 32 del embarazo.
  • Prematuros extremos: se llama así a aquellos bebés que nacen con menos de 28 semanas.

Según el peso que el bebé tenga al nacer se clasifican en:

  • Bajo peso: menos de 2.500 gramos
  • Muy bajo peso: menos de 1.500 gramos
  • Extremo bajo: menos de 1.000 gramos

La combinación de estos dos factores (edad y peso) son las características en las que se basan los neonatólogos para considerar la evolución del bebé y sus posibles complicaciones.

Teniendo estas clasificaciones en mente, hablamos de que el estudio se basa en el análisis, durante veinte años, de la vida, evolución y problemas de salud de niños prematuros extremos. Los investigadores de la Red Neonatal de Investigación evaluaron a 34.636 bebés nacidos entre 1993 y 2012 y dentro del rango considerado como prematuros extremos y de la clasificación ‘muy bajo peso’. En él se remarca el incremento significativo de la supervivencia en los bebés nacidos en las semanas 23-24 de gestación, además, en los lactantes nacidos entre las semanas 25 y 28 hubo una moderada reducción de complicaciones severas en el bebé. Sin embargo, también se ha visto un aumento en la afección de displasia broncopulmonar entre los recién nacidos.

Resultados del estudio y principales conclusiones

Barbara J. Stoll, una de las autoras principales de esta investigación, asegura que gracias a la evaluación de los cambios en las prácticas médicas y al estudio de los problemas de salud y supervivencia de los prematuros se están consiguiendo “progresos y los resultados están mejorando. Esta información es ya válida para aconsejar a las familias y poder desarrollar nuevas intervenciones a la hora de ayudar a prevenir y tratar problemas de salud graves en estos niños”.

Algunos de los cambios en el cuidado de los recién nacidos prematuros, a lo largo de estas dos décadas, han sido el aumento del uso de corticoesteroides prenatales, el incremento del parto por cesárea y la disminución en la intubación en la sala de partos.

También se observó que, aunque las tasas de problemas de salud más graves disminuyeron, la incidencia de displasia broncopulmonar aumentó entre 2009 y 2012 para los bebés nacidos en las semanas 26-27 pero, sin embargo, no cambió significativamente para los prematuros que vieron la luz en las 22-25 o 28 semanas de gestación.

La buena noticia nos la deja Stoll cuando afirma que “nuestro análisis muestra que la supervivencia de los prematuros extremos ha mejorado en los últimos veinte años (…) uno de los descubrimientos más importantes que se han hecho ha sido encontrar incrementos importantes en la supervivencia sin problemas graves de salud en los nacidos entre las semanas 25 y 28 de gestación.” Además, asegura que seguirán en continua búsqueda de nuevos métodos para desarrollar “estrategias para hablar de buena salud a largo plazo, principalmente para reducir los daños cerebrales y conseguir un desarrollo neurológico saludable. Al mismo tiempo, nos centraremos en reducir las altas tasas de nacimientos prematuros que, actualmente, rondan los 450.000 solo en Estados Unidos”, en el caso de España hablamos de alrededor de 31.300 nacimientos prematuros según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadísitica para el año 2013.

Gracias al desarrollo de estos estudios somos cada vez más conscientes de que la investigación médica es constante y crucial para poder solucionar problemas tan graves como la prematuridad de los bebés.

Fuente: JAMANews EmoryOnmeda y el INE

Etiquetas: bebé, bebé prematuro, nacimiento, salud, salud del bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS