Piel con piel

Los beneficios de practicar piel con piel con el bebé prematuro

La ciencia ha demostrado que mantener el contacto piel con piel con un bebé prematuro ayuda, entre otros, a calmar su dolor. De aquí la importancia de ponérselo en el pecho (descubierto) siempre que sea posible.

No hay nada más tierno que ver a una mamá o a un papá con su bebé recostado sobre el torso descubierto. Esta imagen tan tierna, además, reporta diferentes beneficios para los pequeños que han nacido prematuros.

beneficios piel con piel con el bebé prematuro
Fuente: iStock

Y es que, la ciencia se ha encargado a lo largo de los años de mostrar los beneficios de la práctica conocida como ‘piel con piel’ que describe tan bien esa imagen que acabamos de conectar. Son tantas las ventajas para el pequeño, y también para su progenitor, que incluso conviene hacerlo un ratito justo en el momento del parto, cuando el pequeño alcanza a ver el mundo por primera vez.

Los beneficios del piel con piel en bebés prematuros

También conocido como ‘Método Canguro’, el piel con piel reporta, sobre todo, beneficios emocionales, psicológicos y, por ende, físicos, en los bebés que tienen que pasar tiempo en la incubadora debido a su grado de prematuridad.

Y es que, el sentido del tacto es uno de los más desarrollados por el ser humano y, además, el primero en ser desarrollado dentro del útero materno. “Los bebés necesitan ese contacto para desarrollarse, los niños para crecer y los adultos para establecer vínculos y disfrutar de la cercanía con otros”, asegura NIVEA en una nota de prensa junto a la organización ConTacto Piel con Piel a propósito de este tema que nos acontece.

“Se ha demostrado que el contacto piel con piel con el bebé es un método clave que permite establecer los primeros vínculos afectivos con el bebé y promover su maduración neurológica, mejorar su crecimiento y desarrollo socio-emocional, favorecer la lactancia materna y reducir el estrés parental, así como proveer de los cuidados que necesitan la madre y el bebé”, continúan los especialistas en la misma nota.

Se trata, también, de un método natural perfecto para conseguir que suba de peso el bebé, para aumentar sus respuestas inmunológicas, favorecer su oxigenación o facilitar el sueño, mientras ayuda a reducir los episodios de llanto y, sobre todo, a aumentar la tolerancia al dolor que suelen sentir.

Además de ellos, Concepción Gómez-Esteban, presidenta de APREM (Asociación de Padres de Niños Prematuros) puntualiza los siguientes:

  • Cubre las necesidades del bebé en materia de calor
  • Mejora la lactancia materna
  • Protege al bebé frente a infecciones
  • Estimula al pequeño prematuro
  • Aporta seguridad y amor

Destacamos, de igual manera, los resultados de un estudio científico llevado a cabo hace varios años que demostró que las caricias que podamos hacer al bebé benefician su desarrollo intelectual: en concreto, le hacen más sensible y empático con los demás. “Una vez que tocamos al bebé, su cerebro se activa favoreciendo la formación de conexiones en sus neuronas”, nos explicaba Sylvia Caballero.

Y, por último, el resultado de un estudio publicado en el European Journal of Pain que, a través del análisis a más de 27 bebés, prematuros y no prematuros, descubrió que el piel con piel ayuda a aliviar, entre otros, el dolor que produce el pinchazo de las inyecciones.

¿Cómo practicar piel con piel con el bebé prematuro?

El paso a paso para conseguir que el pequeño prematuro se beneficie de las ventajas del piel con piel son muy sencillos. La doctora Sylvia Caballero, médico adjunto del Servicio de Neonatología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid explicaba hace unos años a Ser Padres que “consiste en llevar al bebé prematuro pegado al pecho el mayor tiempo posible”. Eso sí, siempre será mejor practicarlo con el pecho descubierto que con una camiseta puesta, pues lo mejor es que sienta la piel directamente sobre la suya.

Es lógico pensar en el padre o la madre como las personas idóneas para practicar el piel con piel con su hijo , pero el programa ‘ConTacto Piel con Piel con bebés prematuros’, de APREM y Nivea, ofrece a las familias que no puedan practicarlo por incompatibilidad de horarios o por estar viviendo situaciones de especial vulnerabilidad, un sistema de apoyo voluntario en el que las ‘madrinas y padrinos piel con piel’ son los principales protagonistas.

Esta figura está formada por profesionales, casi siempre personal sanitario cualificado, que se ofrece como voluntario para aplicar este método en las unidades de neonatología de diferentes hospitales para que todos los bebés prematuros tengan la oportunidad de sentir los beneficios del método.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo