Salud del bebé

Caca verde en bebés: causas y por qué ocurre

Los padres, a menudo, se sorprenden por el contenido del pañal de su bebé. De forma que no es raro que se preocupen por el color, textura y frecuencia de las heces de su hijo. Pero, ¿las cacas verdes en bebé son normales?

Si es la primera vez que eres mamá, o papá, es muy común que, en ocasiones, sientas algo de preocupación cuando las heces del bebé cambian de apariencia y color. Dicho sea de paso, estos cambios son tremendamente comunes y, en la mayoría de las ocasiones, no se encuentran asociados a problemas de salud. No obstante, sí pueden ser motivo de temor para muchos padres.

Como indican los pediatras, es cierto que las heces del bebé pueden convertirse en un buen indicador de su salud. De ahí que el personal médico siempre pregunte por su frecuencia y, también, por su aspecto.

Son muy variados los factores que tienden a influir en las heces del bebé. Desde su edad al método de alimentación (por ejemplo, lactancia materna o leche de fórmula), así como la toma de algunos tratamientos médicos o, en ocasiones puntuales, la presencia de alguna enfermedad.

Por otro lado, es bastante normal que tanto su color como su consistencia cambien de un día a otro. Y, en ocasiones, también pueden cambiar en distintos momentos del día. Por suerte, en la gran mayoría de los casos, esto no tiene nada de alarmante.

En los primeros días de vida, las heces se componen de meconio. Suelen presentar una apariencia negruzca y verdosa. Por lo general, este aspecto no dura mucho, de manera que, tan pronto como el niño continúa alimentándose durante varios días, las heces terminan cambiando de apariencia.

Es sabido que la lactancia materna da como resultado la aparición de heces más blandas que en el caso de la lactancia artificial, y suelen presentar un color ocre o mostaza. No obstante, las cacas verdes son una variación normal del color de las heces. Y, aunque puede indicar la posible existencia de una enfermedad, casi nunca es motivo de preocupación o pánico.

¿En qué consisten las heces verdes? ¿Por qué aparecen?

Aunque es cierto que pueden llegar a sorprender en un primer momento, en realidad la caca verde es únicamente una variación del color normal de la caca. Es más, de acuerdo a la Academia Estadounidense de Pediatría, “los colores de las heces normales son cualquier tono de marrón, amarillo o verde”.

Las cacas de color verde son especialmente comunes en recién nacidos y bebés. Aunque es cierto que los niños pequeños y los más mayores también pueden experimentar, en ocasiones, la aparición de heces verdes.

Hay muchas causas que pueden influir en la aparición de heces verdes. Por suerte, rara vez indican la existencia de un problema médico grave. Aunque sus causas dependerán de la edad del niño.

Recién nacidos y bebés

La primera caca del recién nacido, conocida con el nombre de meconio, se ven de color negro alquitranado, aunque en ocasiones es también posible que se vea ligeramente verdosa. Un exceso de bilis, por ejemplo, puede causar la aparición de heces verdosas. 

Heces verdes del bebé
Foto: Istock

En ocasiones, puede indicar la existencia de un desequilibrio entre la leche inicial y la final en los bebés que toman el pecho, lo que hace que el bebé acabe recibiendo una mayor porción de leche inicial (es decir, más acuosa) que la leche final (mucho más espesa y con un mayor contenido graso). Aunque esto puede originar molestias en el estómago del bebé, en realidad no indica un problema con la leche materna o con el suministro normal de leche.

Las cacas verdes también pueden ser una señal de intolerancia a un alimento en la dieta de la mamá. En estos casos, el bebé puede parecer incómodo, o tener más gases. Sin embargo, la presencia de vetas de sangre puede indicar una alergia algo que la mamá come en su dieta, o a un ingrediente presente en la leche de fórmula (en caso de que el bebé esté tomando biberón).

Algunas marcas de leche de fórmula pueden producir heces de color verdosas. Y lo mismo ocurre con determinadas infecciones virales o bacterianas. En estos casos, es común que las heces, además de verdosas, sean blandas.

Niños pequeños

A medida que el niño acude a la guardería, y empieza a relacionarse con otros niños, es más probable que contraiga virus que pueden causar diarrea. A menudo, la diarrea produce heces blandas, acuosas, de color verdoso.

También algunos alimentos pueden originar cambios de color en las heces, haciendo que se vuelvan más verdosas. Es lo que ocurre, por ejemplo, con las espinacas, otras verduras y vegetales verdes o incluso alimentos que contengan colorantes.

En caso de que el niño pequeño esté siguiendo un tratamiento vitamínico, por ejemplo, con hierro, puede causar excrementos verdes. 

Niños mayores

Como ocurre con los bebés y los niños pequeños, los más grandes también pueden experimentar heces de color verde. En los más mayores, sin embargo, lo más común es que tenga relación con el consumo de alimentos verdes, o cuando están siguiendo algún tratamiento con vitaminas o medicamentos.

Como te hemos mencionado, rara vez la presencia de caca verde indica una emergencia médica. No obstante, las heces verdes, líquidas o sueltas a menudo indican la presencia de diarrea, que sí precisa atención y cuidado en niños de todas las edades.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo