COVID-19 en niños

Cómo proteger al recién nacido de COVID-19 durante las vacaciones navideñas

Ante el incremento de casos, especialmente ahora que se acercan las vacaciones de Navidad, es normal que muchos padres se preocupen por proteger al recién nacido de la COVID-19.

Cómo proteger al recién nacido de COVID-19
Foto: Istock

Si bien es cierto que diferentes estudios han mostrado que los recién nacidos no tendrían tanta probabilidad de infectarse con la COVID-19 como los niños mayores, principalmente porque se encuentran dentro de casa la mayor parte del tiempo, esto no significa que el contagio no pueda producirse, especialmente cuando el bebé acude al pediatra con su mamá, sale a la calle o, simplemente, alguien contagiado trae la enfermedad a casa.

Aunque la vacunación infantil comenzó hace algunos días en nuestro país, en niños más pequeños (menores de 5 años de edad), los ensayos clínicos aún se encuentran en marcha, por lo que es muy posible que no conozcamos sus resultados hasta pasados unos meses.

Por lo que es normal que, ante el incremento de contagios que estamos viendo en nuestro país después de la llegada de Ómicron, es normal que muchos padres de recién nacidos sientan cierta preocupación al respecto.

¿La COVID-19 puede ser peligrosa para un bebé?

Es cierto que la COVID-19 tiende a ser leve en niños. De hecho, existe cierta evidencia que demuestra que las células inmunes en los bebés y los niños pequeños son especialmente fuertes para matar al SARS-CoV-2 al principio de la infección, en comparación con los adultos.

Podemos poner como ejemplo un estudio publicado en The Lancet y llevado a cabo en el Reino Unido, que encontró que los recién nacidos no tendrían tanta probabilidad de infectarse con la COVID-19, en comparación con los niños mayores.

Además, tal y como ha mostrado un estudio reciente publicado en American Journal of Obstetrics & Gynecology MFM, cuando las embarazadas son vacunadas contra la COVID-19, los anticuerpos llegan al bebé, protegiéndolo durante sus primeros meses de vida. En este estudio, los investigadores encontraron que de 36 recién nacidos cuyas madres habían recibido una vacuna de ARNm (Pfizer/BioNTech o Moderna) durante el embarazo, el 100% de ellos tenían anticuerpos protectores al nacer.

Pero también se ha encontrado que los bebés que contraen la COVID-19 pueden tener un riesgo mayor de enfermedad grave, en comparación con los niños mayores. Las razones son muy variadas: desde que tienen un sistema inmunológico aún inmaduro a que sus pulmones y vías respiratorias son más pequeños. 

Cómo proteger al recién nacido durante la pandemia de coronavirus

Si durante las vacaciones de Navidad tienes a un niño pequeño en casa, un bebé o un recién nacido, es natural que tengas muchas dudas acerca de cómo protegerlo durante la actual pandemia de coronavirus, especialmente en un momento en el que la variante Ómicron parece transmitirse más fácilmente.

¿Es necesario exigir que los miembros de la familia se vacunen antes de ver al recién nacido?

Como manifiestan los expertos, una persona no vacunada representa un riesgo para todas las personas con las que entra en contacto. En el caso de los recién nacidos, por ejemplo, no pueden separarse del resto de la familia con mucha facilidad, y la vacunación de todos los miembros de la familia -que puedan vacunarse- representa un escudo de protección para ellos.

Consejos para proteger al recién nacido de COVID-19
Foto: Istock

Esto significa que puede ser muy recomendable verificar el estado de vacunación de todas las personas que vienen a casa durante las vacaciones navideñas. 

Aunque ya estamos en la etapa de la pandemia en la que no tenemos que quedarnos en casa, y evitar ver a otras personas, todavía no estamos en la etapa de haberlo superado. Y esto es aún más importante cuando se trata de bebés, porque tenemos que recordar que los recién nacidos son vulnerables y no están vacunados.

¿La familia debe usar mascarilla cuando se encuentre alrededor del recién nacido?

En realidad no existe una medida de mitigación de riesgos que sea cien por cien infalible, pero lo que los expertos denominan como un enfoque de múltiples capas sí ayuda a proporcionar una protección sólida.

Esto significa, en primer lugar, que es esencial asegurarnos de que todos los que rodean al bebé estén vacunados. A continuación, es imprescindible asegurarnos de que nadie que se reúna cerca presente algún síntoma compatible con COVID-19, gripe o similar.

Por último, es recomendable utilizar mascarillas cuando nos reunimos en el interior, especialmente durante el contacto cercano con el bebé.

¿Deberíamos celebrar la Navidad al aire libre?

Reunirse en el exterior tiende a ser siempre una buena opción. Esto se debe principalmente a que el aire se mueve constantemente, por lo que se reduce la transmisión al bebé. Eso sí, el clima no siempre es adecuado, en especial cuando se trata de un recién nacido o un bebé muy pequeño.

En caso de estar dentro de casa, debemos asegurarnos que el espacio se encuentre muy bien ventilado, abriendo las ventanas. También es posible tomar descansos regulares para abrir y cerrar las puertas, fomentando con ello el cambio de aire en la habitación.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo