Síndrome Muerte Súbita del Lactante

Consejos respaldados por la ciencia para evitar la muerte súbita del lactante

Quizás, la muerte súbita del lactante sea uno de los mayores temores de todos los padres, porque piensan que pueden hacer poco por evitar este trágico suceso. Sin embargo, la ciencia ha respaldado varias medidas para evitarla.

Síndrome Muerte Súbita del Lactante
Fuente:iStock

“El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) se define como el fallecimiento inesperado y repentino de un niño menor de un año de edad, aparentemente sano, al que no se encuentra explicación después de una investigación minuciosa”. Así definen desde la Asociación Española de Pediatría de atención primaria el SMSL, uno de los mayores temores de todos los padres de niños menores de un año. Y es que, su causa se sitúa entre uno y tres bebés por cada mil nacidos vivos.

Tal y como explica la misma fuente, el origen de este suceso es completamente desconocido aunque, eso sí, se han encontrado diferentes factores de riesgo cuya modificación ha logrado reducir la incidencia un 50% en los últimos años.

Factores como los riesgos de practicar mal el colecho, de dormir con el bebé la siesta en el sofá o, uno que los progenitores creen que es muy seguro: dejar que el bebé duerma en la misma cama que ellos desde que es recién nacido.

Basándonos en lo que dicen la AEP y otros organismos oficiales, así como las conclusiones de algunos estudios científicos, hemos elaborados una lista de consejos respaldados por la ciencia para evitar el Síndrome de Muerte Súbita del lactante.

SMSL, ¿se puede prevenir?

Como decimos, los bebés con mayor riesgo son los que tienen entre un mes y un año de edad, aunque es cierto que el 90% de los casos se ha dado en bebés menores de seis meses. Y, aunque las causas se desconocen, existen algunos factores de riesgo que se han descubierto con el paso de los años y que están, de cierta manera, dentro del control humano, por lo que se pueden evitar.

Por ejemplo, se sabe que los mayores desencadenantes del SMSL es dormir boca abajo y dormir en un lugar inseguro, por lo que los padres deberían:

  • Poner a dormir al bebé siempre boca arriba (ni de costado ni boca abajo), al menos hasta los seis meses de edad, según la AEP
  • Dejar que duerma en un ambiente seguro, siempre en su cuna

Otros consejos para evitar muerte súbita del lactante

Otros consejos avalados por la ciencia son:

  • Colocar a dormir al bebé en una superficie plana y rígida, evitando siempre las almohadas, juguetes, protectores o peluches que puedan cubrirle la cara sin querer
  • Intentar que se alimente de lactancia materna y evitar que el padre y la madre fumen antes, durante y después del embarazo
  • Evitar arropar al bebé en exceso y mantener una temperatura agradable en la habitación
  • No dejar que duerma en la misma cama de los padres hasta que no cumpla un año de edad, pues este estudio encontró que el 64% de la muerte de bebés menores de dos meses ocurrió en la cama de sus padres
  • Mantenerlo en la habitación de los padres hasta los seis meses pero, como decimos, siempre dentro de su cuna, su moisés o su cuna de colecho.
  • Un estudio encontró que el SMSL se reducía en un 50% cuando los bebés duermen con chupete, así que este es otro consejo
  • La lactancia materna disminuye el síndrome de la muerte súbita del lactante: de acuerdo a esta investigación de 2017, mantener al menos la lactancia durante dos meses, incluso practicándola mixta, reduce el riesgo de sufrir SMSL.
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo