Con mucho amor

Consejos para cuidar la piel del bebé

La piel de los más pequeños es hasta diez veces más fina que la de los adultos y su barrera cutánea no se desarrolla completamente hasta los tres años de vida.

piel_bebe

La piel de los recién nacidos es muy diferente a la piel de los adultos: es hasta diez veces más fina, se seca con facilidad, todavía no es capaz de regular bien la temperatura y resulta más propensa a alergias e irritaciones. 

Por todo ello, Aurora Garre, asesora medica de Cinfa, recuerda la importancia de su higiene diaria, la fotoprotección y el cuidado de zonas sensibles como la del pañal. Ademá, la doctora detalla que “hasta los tres años de vida, la ‘barrera cutánea’ de los niños no ha terminado de desarrollarse, y no está tan preparada para defenderse de las agresiones medioambientales (frío, viento, sol, aire seco...)”. 

La piel de los bebés es diferente a la de los adultos

Así mismo, entre las características que diferencian la piel de los bebés de la de las personas adultas, la experta indica que “su función termorreguladora no funciona al 100%; pierde y absorbe agua con mayor rapidez; presenta una mayor reactividad vascular (se enrojece o palidece más fácilmente); y una menor capacidad de sintetizar melanina. En general, es menos resistente y mucho más frágil y delicada”, apunta.

Esta fragilidad resulta clave a la hora del cuidado de los más pequeños en los diferentes momentos de sus primeros meses.

Los niños deben usar productos específicos para ellos

En este sentido, la doctora expresa que es muy importante que “los padres no usen para los niños productos de adultos, porque según establece la legislación europea, la cosmética para bebés debe pasar unos controles muy estrictos y exigentes.

Así, en la higiene diaria de los más pequeños, la regla de oro es elegir siempre productos de cuidado específicamente formulados para su piel, hipoalergénicos y probados bajo control dermatológico y pediátrico”, afirma.

“Además, debemos tomar una serie de precauciones en  diversos momentos del día, como el baño o el cambio de pañal, para conseguir llevar una rutina que nos asegure un cuidado adecuado de su piel. Y es fundamental no exponer a nuestros bebés al sol hasta los 6 meses de edad, como mínimo”, concluye la experta de Cinfa.

Fuente: Cinfa

Etiquetas: bebé, cuidados bebé, cuidados bebé recién nacido, piel del bebé, recién nacido, salud

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS